Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rovira (Junts pel Sí) dice que la declaración unilateral no es la única vía hacia la independencia

Cree que los meses previos a la independencia de Catalunya podrían ser menos de 18
La portavoz de Junts pel Sí (JxSí) en el Parlament, Marta Rovira (ERC), ha asegurado este martes que no es necesaria una Declaración Unilateral de Independencia (DUI) formal para constituir Cataluña como un estado soberano ya que puede hacerse a través de otros documentos: "No tenemos por qué hacer una declaración de independencia. Aprobando la Ley de transitoriedad jurídica ya habremos hecho el paso hacia un Estado independiente".
En rueda de prensa, ha defendido que esta forma de declarar la independencia debería hacerse antes de los 18 meses previstos en la hoja de ruta y que debería acompañarse "sucesivamente o simultáneamente" de la aprobación de tres leyes fundamentales que ha previsto presentar en el Parlament en los próximas 30 días.
Estas leyes son las de transitoriedad jurídica, proceso constituyente y estructuras de estado, que podrían debatirse en el actual Parlament pero sólo podrían aprobarse por una cámara legislativa estatal: "Para aprobar estas leyes, tenemos que ser soberanos; para debatirlas, no".
UNILATERALIDAD
Sobre la negativa del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, a realizar una DUI, ha aseverado que Puigdemont no renunció a la hoja de ruta de JxSí y que ha habido "una mala interpretación de la palabra unilateral".
"No hay dudas al respecto: lo hemos pactado con la CUP y no hace falta hurgar más", ha respondido al ser preguntada por la cuestión.
También ha indicado que los 18 meses previstos para la 'desconexión' con el ordenamiento jurídico español podrían resultar ser "un poco menos: 16 o 17".
Rovira ha condicionado este calendario a las circunstancias que vayan surgiendo durante el proceso y, en especial, a las negociaciones que prevén mantener con el Gobierno de España: "Un proceso de independencia no se puede planificar minuto por minuto".