Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rubalcaba acusa a Rajoy de querer recortar las ayudas al desempleo y dice que sanidad y educación están en juego

Afirma que el líder del PP ha echado muchas manos "al cuello del Gobierno" y que su labor no la va a "blanquear" Sarkozy
El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha acusado al líder del PP, Mariano Rajoy, de preparar el recorte de las ayudas al desempleo para el caso de llegar al Gobierno, mientras que él se ha comprometido a "mantener el seguro de desempleo".
En una entrevista a Televisión Española recogida por Europa Press, Rubalcaba ha afirmado que Rajoy "quitará dinero" para el desempleo si llega a La Moncloa. "Dice lo que dice, lo que tiene en la cabeza y lo que está pensando es que nos gastamos mucho dinero en desempleo", ha puntualizado.
Al hilo de esto, ha añadido que es "importantísimo" que los parados sepan que si gana el PP las elecciones generales recortará la ayuda para el desempleo. "Y tienen derecho a saber que en sanidad y en educación es lo que está en juego, porque la crisis es muy importante y nos obliga a repensar en lo que hemos hecho", ha apostillado.
"SÉ DE QUÉ PARTIDO ES SARKOZY"
Sobre los elogios del presidente francés Nicolás Sarkozy al candidato 'popular' Mariano Rajoy, Rubalcaba ha negado sentirse molesto ya que sabe "de qué partido es" Sarkozy, y ha recordado que él se reunió la semana pasada con el candidato socialista al Elíseo, François Hollande.
"Esas cosas pasan en política. Todo el mundo sabe lo que ha pasado aquí y cuantas manos ha echado Rajoy al cuello del Gobierno. Diga lo que diga Sarkozy, la oposición de Rajoy no la va a blanquear con declaraciones políticamente correctas", ha manifestado.
Al ser preguntado por la dación en pago para las hipotecas, una opción el PSOE recoge en su programa electoral, Rubalcaba ha apuntado que esta posibilidad ya existe en la ley española, pero que no forma parte de nuestra cultura hipotecaria. A su juicio, lo que sí se puede hacer es cambiar la ley para que deje de pasar algo que considera "muy peculiar", que es que las tasadoras pertenezcan a los bancos.
Por otra parte, Rubalcaba ha compartido la idea del Movimiento 15-M de llevar a cabo una reforma electoral ya que percibe una "lejanía" entre los ciudadanos y los políticos elegidos. "Me parece bien que lo pidan, yo creo que el 15-M en eso tienen razón", ha valorado.
El candidato socialista ha defendido que las próximas elecciones son las más importantes desde 1977 y, por eso, ha asegurado que en este momento sólo piensa "en ganar" y no en algo que comparativamente puede parecer "pequeñito", como es el qué sucederá después de las elecciones con el liderazgo en el seno del PSOE.
Según Rubalcaba, los dirigentes y cuadros socialistas que están hablando del asunto y diciendo que no se irá del partido 'ni con agua caliente' actúan así "porque no son candidatos" y no están sintiendo "la responsabilidad tremenda" que siente él.
"HUBIERA GANADO LAS PRIMARIAS"
El aspirante socialista se ha mostrado convencido de que si se hubiesen celebrado primarias en el seno del PSOE las "hubiese ganado" y ha dejado claro que a él no le molestaban las intenciones de presentarse de la ministra de Defensa, Carme Chacón.
Así, preguntado sobre si a Chacón alguien la convenció para que no se presentase, ha asegurado que él no habló con ella. A su modo de ver, las palabras que pronunció la ministra cuando renunció a competir, alegando que estaba en riesgo incluso la estabilidad del Gobierno, "se entienden perfectamente", pero no ha querido precisar más y ha emplazado a preguntarle a ella.
De este modo, Rubalcaba no ha contestado a ninguna pregunta sobre si aspirará a ser secretario general del PSOE o cuándo debe celebrarse el próximo Congreso Federal para elegirlo, y ha dejado las respuestas para el día 21 de noviembre, "o el 22, o el 23".
"No tengo pensado nada. Cuando uno juega la final de la copa del mundo no piensa en lo que va a pasar cuando acabe, sólo piensa en ganar y psicológicamente no puedes pensar en otra cosa", ha remachado.