Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rubalcaba pide aplazar la política antiterrorista al 21N

- Rajoy insiste en que es una "gran noticia" porque el cese definitivo de la violencia no había "ocurrido nunca"
Alejar la política antiterrorista de la campaña electoral. Este es el mensaje que ha querido transmitir Rubalcaba, quien considera que los posibles cambios deben pensarse tras las elecciones y de forma conjunta por parte de los partidos. Rajoy ha insistido en que el anuncio de ETA es una "gran noticia" porque el cese definitivo de la violencia no "había ocurrido nunca" y asegura que con la banda terrorista "no hay nada que negociar".
"De aquí al 20 hay que mantener la política antiterrorista y a partir del 20 tranquilamente reflexionar el conjunto de partidos sobre qué énfasis, qué cambios hay que hacer, pero este es un tema que no debe estar en campaña electoral". De esta manera, Alfredo Pérez Rubalcaba, candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, ha querido dejar clara su intención de aplazar a después del 20N cualquier reflexión sobre política antiterrorista.
No obstante, Rubalcaba ha asegurado que el lehendakari Patxi López ha hecho "lo correcto" al iniciar el diálogo con todas las fuerzas políticas tras el anuncio de ETA de que deja la actividad armada. "En el País Vasco hay que hablar y cuanto antes se empiece mejor", ha afirmado en una entrevista en TVE.
Sin embargo, el candidato socialista ha subrayado que "todo sigue igual" y que tanto la Policía como la Guardia Civil continúan haciendo su trabajo sin que se haya modificado ninguna ley. Considera el momento actual es un momento de alegría por la decisión de la banda pero también es momento de "no bajar la guardia".
Rubalcaba se ha mostrado convencido de que el anuncio que pone fin a los atentados de ETA es el definitivo, no por una cuestión de credibilidad de la banda, sino porque ETA "está muy mal" y "no tiene más remedio que dejar la violencia". Asimismo, ha indicado que la banda terrorista "no tiene riesgo de escisión interna" al tratarse de una organización muy pequeña.
Respecto a si las víctimas conseguirán una petición de perdón de la banda Rubalcaba no ha querido pronunciarse, sino que se ha centrado en el hecho de que ya no habrá más policías, guardias civiles, jueces, ni políticos asesinados.
SIN OPCIÓN A LA NEGOCIACIÓN
"No hay absolutamente nada que negociar". Mariano Rajoy, presidente del Partido Popular, ha asegurado que la única 'hoja de ruta' que hay con ETA es la aplicación de la ley y el Estado de Derecho.
En cualquier caso, el líder popular ha insistido en que el comunicado de la banda es una "gran noticia" porque 2por primera vez en 40 años" ETA ha dicho que cesa definitivamente en su actividad criminal. Eso sí, ha asegurado que la noticia no será completa ni permitirá una "tranquilidad total" hasta que se anuncie la disolución irreversible.
"Si hay algún calendario político diseñado por alguien, estará diseñado por ETA, única y exclusivamente". Por este motivo Rajoy insta de nuevo a no elucubrar ni frivolizar para abordar el futuro con tranquilidad y así "ganaremos definitivamente la batalla".
Además, ha recalcado que no se puede caer en hacer "la campaña electoral a Bildu", porque sería triste que "subieran en votos y tuvieran buena representación" a la vez que ha recordado que si la izquierda abertzale está en las instituciones es porque el Tribunal Constitucional así lo decidió.
Antonio Camacho, ministro del Interior, ha anunciado, tal y como solicitaba Rajoy, que la ley se seguirá aplicando en los mismos términos en los que se aplica en estos momentos y ha remarcado que esto conlleva una serie de "beneficios penitenciarios" que no se han aplicado al colectivo de presos etarras porque la banda no ha querido.
Asegura que los impedimentos que ETA ha establecido para que no se les apliquen estos beneficios se deben al hecho de que tenían que mantener "compacto el movimiento interno".
Camacho también ha mantenido la línea abierta por Rubalcaba de esperar a que pasen las elecciones generales para que sea el próximo Gobierno el que se encargue de dar el siguiente paso en la lucha antiterrorista y el que se encargue de fomentar el acuerdo entre las distintas fuerzas.
APUESTA POR UNA "CONVIVENCIA RECONCILIADA"
El ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, ha abogado por iniciar una tarea de reconversión de la "convivencia reconciliada" sobre bases democráticas para eliminar lo que ha denominado "subcultura de la violencia" a la vez que ha apuntado que debe ser el lehendakari Patxi López el que lleve a cabo esta labor.
Jáuregui teme que hay todavía ciudadanos que no son capaces de reconocer el daño causado y que esta es una situación que "hay que transformar", aunque reconoce que será una "tarea larga".
Por su parte, la portavoz de Unión Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, ha declarado que el PP y el PSOE "han concertado una interpretación fraudulenta" del anuncio de la banda terrorista ETA al haber pactado que "dijera lo que dijera el comunicado", anunciar el final de la banda.
Díez considera que, pese a que está "operativamente mucho más débil", ETA "ni se ha disuelto, ni ha hecho reconocimiento del daño producido, ni ha entregado las armas", por lo que a su juicio la organización terrorista sigue viva y aceptar su discurso sería una "cesión política".