Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rubalcaba deja claro el rechazo del PSOE a una intervención militar tras un debate interno

JSE avisó de que se estaba interpretando que apoyaban la operación, lo que sería un suicidio para el partido del 'No a la Guerra'
La posición del PSOE sobre una posible intervención militar en Siria ha generado debate interno en el PSOE y en la Comisión Ejecutiva Federal del partido, hasta el punto de que el secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha salido a dejar claro que los socialistas son partidarios de una represalia "política, no militar" al régimen de Bashar Al Assad.
Según varios asistentes a la Ejecutiva consultados por Europa Press, Rubalcaba ha abordado la situación siria en su intervención inicial ante la Ejecutiva, subrayando que el PSOE está, en todo caso, con la legalidad internacional, pero que se trata de un asunto extremadamente complejo.
Sin embargo, el asunto lo ha retomado el secretario general de Juventudes Socialistas, Nino Torre, que ha advertido de que las declaraciones de la semana pasada se han interpretado como un apoyo del PSOE a la intervención militar, y que eso puede ser un suicidio para el partido del 'No a la guerra'.
Torre, según las fuentes consultadas, ha recordado que muchos jóvenes conectaron con el PSOE por su rechazo a la guerra de Irak y teme que ahora puedan alejarse. También ha recalcado que legalidad internacional implica que cualquier operación tiene que contar con el aval de la ONU y ha pedido a su partido que se mantenga en esa línea digan lo que digan el socialista François Hollande y el demócrata Barack Obama.
También se ha mostrado preocupada la portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Soraya Rodríguez, que ha rechazado la tesis --manejada por el Gobierno británico-- de una operación militar "humanitaria".
LÓPEZ AGUILAR: SIRIA NO ES IRAK
Por su parte, el exministro de Justicia Juan Fernando López Aguilar ha terciado para dejar claro que la situación de Siria es muy distinta a la de Irak, porque ahora hay una guerra civil y un derramamiento de sangre que dura ya dos años, con más de 100.000 víctimas de dos millones de desplazados, la mitad de ellos niños.
López Aguilar ha remarcado que llegados a este punto ninguna opción es buena y ha hecho hincapié una intervención en Siria tiene que estar avalada por algún órgano internacional --el Consejo de Seguridad, la Asamblea de la ONU o la OTAN-- y que llegado el caso, aunque este escenario está lejos, cabrían otras opciones como una fuerza de paz de la ONU, como en la República Democrática del Congo. También ha incidido en que el primero que tiene que fijar posición es el Gobierno.
El debate ha surgido a raíz de las declaraciones que hizo el miércoles pasado la vicesecretaria general del partido, Elena Valenciano, apostando por "castigar" el ataque con armas químicas perpetrado por Bashar Al Assad. Valenciano reclamó "que se agoten todas las posibilidades de una decisión en el seno del Consejo de Seguridad de la ONU", pero ha recordado que sus resoluciones no son el único instrumento de la legalidad internacional sino que hay otros como el principio de la "responsabilidad de proteger", una posibilidad que cabe desde la reforma de la ONU de 2005.
Varias fuentes socialistas han asegurado que la posición del PSOE no ha cambiado, sino que las palabras de la vicesecretaria general pudieron ser malinterpretadas y, además, la situación ha cambiado desde el miércoles pasado.
Ese mismo miércoles por la noche, Reino Unido decidió esperar a conocer el informe de los inspectores de la ONU antes de someter a votación una resolución del Consejo de Seguridad y un día después el Parlamento británico, encabezado por la oposición laborista, se mostró en contra del ataque. El PSOE siempre ha dejado claro que quería esperar a conocer el informe de la ONU.
El de este lunes no ha sido el primer debate interno del PSOE sobre Siria. El pasado miércoles, horas después de la declaración de Valenciano, hubo una reunión de responsables de Internacional del partido en la que hubo un debate "bastante intenso", según las fuentes consultadas por Europa Press.