Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rus dice que Crespo no le dijo cuántos décimos de Navidad premiados llevaba pero que saltaba de alegría

El expresidente del PP en la provincia de Valencia y de la Diputación, Alfonso Rus, ha asegurado que el exvicepresidente de esta institución y exalcalde de Manises (Valencia), Enrique Crespo, no le dijo cuántos décimos tenía de los premiados en el 'Gordo' de Navidad de 2011, pero supuso que "bastantes más de uno" --tal y como afirma el acusado-- porque gritaba "ay, ay, ay" y "saltaba de alegría".
Así lo ha aseverado Rus en su declaración como testigo este viernes en la segunda jornada del proceso en el que se juzga a Crespo, su padres y su hermano por presuntamente haber tratado de ocultar un premio de más de 12 millones de euros en la Lotería de Navidad de 2011 con el fin de eludir una responsabilidad civil en caso de que fuera condenado en la pieza principal del llamado 'caso Emarsa', que se centra en el agujero económico en la gestión de la depuradora de Pinedo.
El fiscal pide tres años de prisión para Enrique Crespo como autor y los mismos para cada uno de sus tres familiares como cooperadores necesarios en un delito de alzamiento de bienes, además del pago de una multa de 27.000 euros y que se reintegre al patrimonio del exdirigente 'popular' los 12.375.000 euros que en realidad le correspondían como propietario de 99 décimos de lotería premiados.
También han comparecido como testigos en esta sesión el periodista Francisco Ricós, que en un artículo del día en el que Crespo resultó agraciado con la lotería citaba fuentes que decían que la cantidad que le había tocado era de 10 millones, y el interventor del Ayuntamiento de Manises, Francisco Biosca, que declaró que el ex primer edil tenía 100 décimos, según le dijo el propio dirigente en una junta de gobierno local.
Rus ha dicho no recordar si en aquellos momentos sabía que Crespo estaba imputado --investigado, según la nueva Lecrim-- en Emarsa, ante las preguntas de las acusaciones. También ha explicado que le compró cinco décimos al entonces alcalde y presidente del PP, que se encargaba de vender la lotería de la formación en Manises, y que de lo que abonaban, un porcentaje iba destinado al partido.
Ha relatado que ambos se enteraron de que había tocado el número del PP de la localidad valenciana en el despacho del entonces presidente de la corporación provincial, que lo vieron en la televisión y cuando se dieron cuenta de que habían ganado el segundo premio del 'Gordo', "fue una fiesta". "Enrique (Crespo) gritaba 'ay, ay, ay' y saltaba y luego salté yo cuando me dijo que me había tocado", ha comentado.
Rus ha señalado que no recuerda haber dicho en una entrevista de televisión que Crespo tenía más décimos que él y sobre si cree que el exvicepresidente de la Diputación estaba tan contento porque le había tocado una cantidad importante de dinero, ha manifestado que le vio "muy contento" pero no sabía "si por él o por el partido".
Acto seguido, las acusaciones han solicitado que se escuchara en la sala una grabación en la que se escucha a Rus decir "al que realmente le ha tocado es al alcalde de Manises", sobre lo que éste ha defendido que dijo eso "porque era el presidente del partido en Manises y había tocado allí".
"EN UNA NUBE"
El siguiente en comparecer ha sido el periodista, que ha dicho que habló con Rus y éste le trasladó que él tenía cinco boletos "y Crespo más". También ha descrito el estado de ánimo de Crespo el día que se celebró el sorteo, sobre lo que ha sostenido que estaba "en una nube", que pensaba que fue "un bálsamo" para él dada la situación procesal en la que se encontraba y que "estaba contento pero no daba saltos de alegría". Asimismo, ha apuntado que no escuchó a nadie decir que Crespo "llevaba 100 décimos".
También ha comparecido en esta jornada el interventor del Ayuntamiento de Manises, que declaró en Instrucción que en una reunión de la Junta de Gobierno Local, Crespo dijo que llevaba diez series y siete participaciones, el equivalente a 100 décimos. Al respecto, el acusado atribuyó esa declaración en la primera sesión del proceso a una revancha porque no le puso "de interventor de la Diputación".
Biosca se ha ratificado en sus palabras ante el juez que instruyó la pieza y ha negado que sus afirmaciones contra Crespo se debieran a una revancha personal como sostuvo el exalcalde. Además, ha explicado que decidió ofrecerse para declarar dos años después de los hechos porque escuchó en la radio que el caso iba a sobreseerse y vio que su testimonio era "necesario".
Cuando le han preguntado por qué esperó tanto tiempo para declarar, ha señalado que le ha "dado muchas vueltas" y ha defendido que Crespo le "impresionaba" y le tenía "mucho respeto, no sé si miedo" porque "en el Ayuntamiento había una estructura muy jerarquizada".
"ESPÍRITU DÉBIL"
Para comprobar si el secretario del Ayuntamiento mantenía la misma versión que él sobre las palabras del exalcalde, ha comentado que decidió reunirse con éste y coincidieron en el relato de los hechos. Sin embargo, este trabajador público negó haber escuchado a Crespo decir cuántos décimos tenía, lo que Biosca ha atribuido a que el secretario "tiene una alteración nerviosa y espíritu débil".
Además, ha sostenido que el secretario era el "ideal" para el Gobierno local de Crespo porque, según ha defendido, "cometieron irregularidades como poner al hermano del alcalde, personal de confianza, a presidir la Fundación de Cultura", algo "irregular", en su opinión.
Asimismo, ha negado que le hayan ofrecido "ningún trato de favor para testificar contra Crespo". "Me parecía obvio que Crespo mentía y por eso no declaré antes, pero vi que tenía que contar lo que sabía", ha subrayado.