Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

SCC afirma que la Junta Electoral pide retirar 104 'estelades' de espacios públicos

Juntas de Zona avisan de que no retirarlas podría ser "delito de desobediencia"
Societat Civil Catalana (SCC) ha afirmado este jueves que diversas juntas electorales ya han respondido afirmativamente a su petición de retirar banderas 'estelades' de espacios y edificios públicos, lo que supone retirar de momento 104 banderas independentistas, según un comunicado de la entidad.
Ha constatado así las resoluciones de varias juntas electorales de zona de Cataluña (JEZ), a las que SCC había transmitido un listado con "446 ubicaciones ilegales correspondientes a 340 municipios".
La entidad que preside Rafael Arenas asegura haber obtenido una repuesta favorable de 14 de las 30 juntas a las que ha apelado: Arenys, Manresa, Girona, Granollers, Igualada, Reus, Santa Coloma de Farners, Sant Feliu de Llobregat, Tarragona, Terrassa, Tortosa, El Vendrell, Vilafranca del Penedés y Vilanova i la Geltrú.
Sobre las juntas que no se han pronunciado, SCC ha pedido que lo hagan, y en la línea de lo que el Tribunal Supremo falló en su día: que la 'estelada' no es oficial y no pueden usarla las administraciones ni los espacios de titularidad pública ni los edificios oficiales.
SCC ha explicado que las juntas de Girona, Santa Coloma de Farners y Vilanova i la Geltrú "no han extendido la prohibición de exhibir banderas ilegales y partidistas", por lo que SCC ha presentado un recurso ante las juntas electorales provinciales de Barcelona y Girona.
DURANTE LA CAMPAÑA
Por ejemplo, en la resolución de la Junta de Granollers a las que ha tenido acceso Europa Press, se ordena la inmediata retirada de las 'estelades' ya que entiende que vulnera el artículo 50 de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (Loreg) que "prohíbe a los poderes públicos realizar cualquier acto de campaña" en periodo electoral.
Así, la decisión de la junta electoral establece que la retirada tiene que producirse "durante el período de campaña electoral, día de reflexión y día de votación que tendrá lugar el próximo 26 de junio de 2016", cuando los ciudadanos están convocados a las urnas.
48 HORAS Y DESOBEDIENCIA
En la resolución de la junta de El Vendrell, se recoge que los ayuntamientos en cuestión tiene 48 horas para proceder a las retirada de las banderas independentistas y les advierte de que, si no lo hacen, podrían "incurrir en un delito de desobediencia".
La entidad contraria al soberanismo considera que esta decisión de las juntas es "una victoria del Estado de derecho, un reconocimiento de la separación de poderes y una muestra más de la utilización que los partidos secesionistas pretenden hacer de las instituciones públicas".