Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Salud confirma un brote de meningitis en Navarra

La consejera de Salud del Gobierno de Navarra, María Kutz, ha confirmado "un brote de meningitis por meningococo" en esta comunidad. La comunicación oficial llega después de que el pasado domingo ingresaran cinco personas sospechosas de estar infectadas con la bacteria meningocócica. Los cinco enfermos permanecen en la UCI, dos de ellos en estado "muy grave".
Los cinco afectados son tres chicas de 14, 16 y 19 años, una mujer de 47 y un hombre de 80 años, todos evolucionan favorablemente, excepto estos dos últimos que se encuentran en estado "muy grave".
Todos los enfermos fueron ingresados a lo largo del fin de semana por lo que el responsable de Epidemiología de Salud Pública, Aurelio Barricarte, ya descartó un posible contagio entre ellos dado que el periodo mínimo de incubación es de 48 horas.
La directora médico del Hospital Virgen del Camino, Begoña Godaracena ha transmitido un mensaje de tranquilidad a la población. La especialista ha explicado que se trata de una situación "relativamente normal" dado que a lo largo de todos los meses del año se reciben casos de meningitis en el servicio de urgencias.
No obstante, ha subrayado que en esta ocasión lo que tiene "de particular" es que "se han concentrado cinco casos en 48 horas".
Entre los afectados no existía un contacto estrecho de unos con otros, aunque sí apuntó una "cierta asociación espacial" dado que las tres chicas residen en Villava y la mujer en la vecina localidad de Burlada, mientras que el hombre tiene su domicilio en el barrio pamplonés de la Rochapea.
Para prevenir nuevos casos en el entorno de estas cinco personas durante el fin de semana han sido tratados con quimioprofilaxis sus familiares y amigos, al igual que compañeros de estudios y jóvenes de un gaztetxe.ZA