Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sánchez confía en que Andalucía sea "la punta de lanza" que necesitan los socialistas para recuperar el Gobierno

El secretario general del PSOE y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dicho confiar en que Andalucía vuelva a ser "la punta de lanza" que necesitan los socialistas para recuperar el Gobierno de la Nación en las próximas elecciones generales del 26 de junio y ha asegurado que el PSOE andaluz es el "corazón" del PSOE a nivel estatal.
En una entrevista en la cadena SER, recogida por Europa Press, Sánchez se ha mostrado convencido de que el PSOE volverá a ganar las elecciones en Andalucía, una comunidad a la que ve como "la vanguardia del cambio que necesita España". "Andalucía siempre ha estado al frente cuando ha habido que cambiar las cosas", ha añadido.
En su opinión, la "clave" para que el PSOE sea la primera fuerza política de este país está en que el electorado socialista y los socialistas "de corazón" den un paso al frente y acudan a las urnas. Sánchez ha desconfiado del resultado de las encuestas y ha asegurado que si los socialistas se movilizan se le pueden dar la vuelta a las mismas.
Preguntado sobre si cree que la militancia y la ciudadanía asumen la imagen de unidad que la secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, y él pretenden dar, ha dicho que sí y ha negado que vean "dos almas". "No son dos almas, son muchísimas, tantas como compañeros hay en este partido", ha afirmado Pedro, para quien el PSOE no es un "cuartel", ni un partido "personalista".
"El PSOE no es mío, ni de Susana, ni de Alfredo, ni de José Luis, ni de Felipe, todos somos el PSOE", ha manifestado el secretario general de los socialistas, quien ha explicado que se siente un "servidor público" y un político "que hace lo que dice". Y es que, según ha mantenido, todos los compromisos que está asumiendo "tienen fecha y se van a cumplir.
"ME PRESENTARÉ A LA REELECCIÓN COMO PRESIDENTE DEL GOBIERNO"
Tras asegurar que le va a pedir a los ciudadanos que firmen un contrato de prueba de cuatro años y que a los dos me someterá a una moción de confianza, Sánchez ha dicho que no teme movimientos en su partido el 27J si no consigue los resultados esperados, mientras que a la pregunta de si optará a la reelección como secretario general del PSOE, ha respondido que lo hará "como presidente del Gobierno".
En relación a Podemos, ha dicho que parece que el secretario general de este partido, Pablo Iglesias, prefiere un gobierno del PP antes que del PSOE, y ha considerado necesario poner fin a la "intransigencia" de Iglesias y a la "pereza" del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy. También ha asegurado que su partido se va a centrar en proponer soluciones en campaña y va a dejar atrás "los reproches" y el hablar de sillas y sillones, "el asunto preferido de Iglesias".
Sobre el procesamiento de los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán en el caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE), ha agradecido que ambos socialistas hayan asumido la responsabilidad política, al tiempo que se ha mostrado convencido de su inocencia. "Ninguno está siendo investigado por haberse lucrado ni por llevarse un céntimo de euro", ha agregado.
Así, tras señalar que ésta es una diferencia "sustancial" respecto a otros "lamentables" casos de corrupción, Sánchez ha puesto en valor el paso atrás de Chaves y Griñán "en un país donde a muchos partidos no les gusta conjugar el verbo dimitir". En este caso, según ha considerado, se ha cumplido con los "criterios lógicos de exigencia" por parte de la ciudadanía, demostrando que el PSOE "hace lo que dice".