Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sánchez dice que Rajoy es "un fraude" para los pensionistas y "el enemigo público número uno" para los trabajadores

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha calificado este martes al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, como "el enemigo público número uno para la clase media y trabajadora" y ha dicho que tanto él como el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, son "un fraude" para los pensionistas, por decir que las pensiones están subiendo.
En una entrevista en La Sexta recogida por Europa Press, Sánchez ha acusado a ambos de "engañar sistemáticamente", diciendo que se ha garantizado la universalidad de sanidad y educación cuando han "introducido copagos y repagos" y muchos dependientes y discapacitados tienen que pagar más medicamentos.
Además, ha criticado que en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2015 el Gobierno reconozca que se habrán destruido 700.000 empleos desde el inicio de la legislatura. "La mayoría de los españoles está contando los días para que Rajoy se vuelva a hacer una foto pero esta vez en la cola del paro", ha añadido.
Sánchez ha reconocido errores del PSOE en política económica, como el no haber hecho "una reforma fiscal de izquierdas" para sostener el Estado del bienestar. En cambio, preguntado por el 'Plan E', que supuso más de 10.000 millones de inversión pública en 2008 y 2009, ha replicado que ahora el próximo presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, propone un fondo de 300.000 millones de euros para crear empleo y reindustrializar Europa, "la dinámica que puso Zapatero".
El líder socialista ha reconocido la alta tasa de paro de regiones cmo Andalucía, donde gobierna el PSOE, pero ha replicado que el modelo no es de relaciones laborales sino que el único motor de crecimiento son el turismo y la hostelería, con trabajos precarios y sueldos bajos, y ha apostado por la reindustrialización.
A su juicio, "a Rajoy le está faltando tiempo para reunirse con Juncker" y preguntarle cuántos de esos 300.000 millones vana venir a España y con qué objetivo.