Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sánchez, sobre el encuentro con Rajoy: "Hemos garantizado que los asuntos de Estado van a preservar el consenso"

Dice que Pablo Iglesias "tiene la puerta abierta": "No voy a vetar ni a cerrar la puerta"
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha subrayado este viernes que la reunión con el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha servido para garantizar que los asuntos de Estado "van a preservar el consenso".
"La reunión ha sido útil", ha reiterado el líder socialista, "porque hemos garantizado, y así me lo ha hecho saber el presidente del Gobierno en funciones, que los asuntos de estado van a preservar ese consenso que merecen y desean los españoles". "Ha sido una reunión útil, cordial y agradecida por la opinión pública", ha apostillado.
En la misma línea, ha encuadrado este encuentro en la "normalidad" tras recibir el mandato del Rey para la investidura, "útil" porque se han abordado temas que afectan y son urgentes para los españoles; y "de cambio" porque, además de garantizar la "lealtad" en los asuntos de Estado, le ha trasladado a Mariano Rajoy la apuesta por un Gobierno progresista y reformista.
Tras calificar de "anécdota desgraciada" que el líder del PP no le estrechara la mano cuando posaban ante los medios gráficos, el líder socialista ha explicado que el PSOE fue "leal" en los asuntos de Estado cuando estuvo en la oposición y ha reclamado la necesidad de "preservar la unidad de los demócratas" en temas como la lucha contra el terrorismo o el desafío soberanista. En esta línea, ha señalado que le ha "tendido la mano" a Mariano Rajoy para ese consenso en la "reforma constitucional".
El secretario general del PSOE ha reiterado que "hay mimbres" para ese Gobierno de cambio y ha defendido que la convocatoria de nuevas elecciones sería un "fracaso de la política". En este sentido, ha defendido la viabilidad de este Ejecutivo y ha recalcado que la intención del PSOE es que los partidos consensúen en qué cosas están de acuerdo y sobre las cuales tienen discrepancias. "Y que el Gobierno que se forme haga esas cosas en las que estamos de acuerdo y que el Parlamento consensúe la opinión mayoritaria de todas las fuerzas políticas en aquellas cuestiones en las que estamos en desacuerdo", ha concretado.
El líder del PSOE ha defendido, en cualquier caso, que no se trata de elegir entre negociar con Pablo Iglesias o con Albert Rivera. "La opción no es si tengo que optar entre Ciudadanos y Podemos. La elección que tomó el PSOE hace unos meses es que no iba a apoyar al PP y en consecuencia iba a liderar el cambio", ha apostillado.
PUERTA ABIERTA PARA IGLESIAS
En este sentido, ha recordado que ya le trasladó al líder de Podemos que "desde luego tiene la puerta abierta" para la negociación. "Yo no voy a vetar ni a cerrar la puerta a ninguna formación que desde luego expresa la voluntad de millones de españoles y ni mucho menos a Iglesias", ha concretado.
Finalmente, ha trasladado su deseo de que el debate de investidura se pueda producir "cuanto antes" y ha reiterado que espera tener cerrados los eventuales acuerdos a finales de febrero y poder celebrarlo en las primeras semanas de marzo. "Creo que hay mimbres y podemos ir a una investidura más pronto que tarde", ha finalizado