Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sánchez reivindica al PSOE como el "gran partido del cambio" y pide "unión" para ganar al PP

El candidato socialista critica la corrupción y a los ministros "con cuentas en Panamá"
El secretario general del PSOE y candidato a la Presidencia la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado que es posible ganar al PP si todos se unen "en torno al gran partido del cambio, que es el Partido Socialista".
Sánchez, en un acto político en Vitoria, ha asegurado que no se "conforma" con una España "en la que la política discurre por cauces totalmente distintos a los de la ejemplaridad y la limpieza", y en la que hay ministros "con cuentas en Panamá" y aforados como Rita Barberá (PP), a los que no se puede juzgar en las mismas condiciones que "a todo hijo de vecino".
El líder socialista, que ha sido presentado por la secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, ha denunciado "el bloqueo" del PP y Podemos a la posibilidad de haber conformado "un gobierno del cambio" dirigido por el PSOE tras las elecciones generales del pasado diciembre.
Además, ha confiado en que la repetición de los comicios el 26 de junio sea una nueva oportunidad para sustituir al Partido Popular al frente del Ejecutivo central. Sánchez ha asegurado que es posible ganar al PP "si todos nos unimos en torno al gran partido del cambio, que es el Partido Socialista Obrero Español".
MARGALLO
"Votando cambio, redirigiremos la historia, la vida social y política de este país", ha manifestado. El dirigente socialista se ha referido a las declaraciones del ministro de Asuntos Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, quien este lunes ha reconocido que "nos hemos pasado cuatro pueblos con la austeridad".
Sánchez ha asegurado que estas palabras son tan sólo un motivo más para apoyar el cambio de Gobierno y de políticas tras las próximas elecciones generales. Además, ha reafirmado su propuesta de derogar la reforma laboral impulsada por el PP, dado que se trata de una modificación normativa que "recorta" derechos laborales, así como el resto de medidas aprobadas por el Partido Popular que han restringido prestaciones sociales y que "amenazan" las libertades.
Por ese motivo, ha anunciado que las elecciones de junio son una nueva oportunidad "para decir sí al cambio" y para "alejar definitivamente la España de la desigualdad, la corrupción y el desempleo".
CAMBIO "APLAZADO"
Todo ello, según ha dicho, pasa por "la victoria del PSOE", puesto que, con lo ocurrido tras las elecciones de diciembre, "ya se ha visto que sólo así se va a garantizar el cambio". Sánchez, en referencia a su fallida candidatura a la investidura como presidente, se ha mostrado "orgulloso de lo que pudo ser y es". "El cambio se ha aplazado dos meses, pero va a llegar", ha anunciado, tras lo que ha asegurado que una de las claves de dicho cambio será el de la "igualdad".
Sánchez ha aludido a las afirmaciones del presidente del Gobierno en funciones respecto al trabajo que implica la preparación de los debates entre candidatos electorales. "A Rajoy le da pereza la campaña y los debates", ha afirmado, algo que, a su juicio, es el equivalente a que "a un futbolista le dé pereza entrenarse".
"NI PEREZA NI INTRANSIGENCIA"
"España no se merece ser gobernada ni por la pereza de Rajoy ni por la intransigencia de (Pablo) Iglesias", ha advertido. En el caso del líder de Podemos, le ha acusado de haber actuado como Rajoy al "bloquear" la posibilidad de un gobierno del PSOE tras las elecciones de diciembre.
El "bloqueo" de esa posibilidad, según ha asegurado, ha supuesto también que se haya paralizado "la recuperación de la sanidad universal o el fin de los aforamientos para que Rita Barberá sea juzgada en un tribunal como todo hijo de vecino".
Además de la alusión a la exalcaldesa de Valencia por su posible vinculación con una presunta trama de financiación ilegal en el PP de esa Comunidad Autónoma, Sánchez se ha referido, en este caso, sin citar su nombre, al exministro José Manuel Soria, dimitido tras conocerse su participación en varias empresas radicadas en paraísos fiscales. El dirigente socialista ha criticado que pueda haber gobiernos "con ministros con cuentas en Panamá".
Por el contrario, ha asegurado que el PSOE "no veta" a ningún partido, ya que, según ha recordado, con el PP ha alcanzado acuerdos sobre "asuntos de Estado", como el 'Pacto Antiterrorista' suscrito en su día contra ETA, el acuerdo contra el terrorismo yihadista firmado el año pasado.
También ha citado la posición que ha de mantenerse frente al "desafío soberanista" de las instituciones catalanas. No obstante, en este caso, ha matizado que la defensa de la "igualdad" entre unos y otros ciudadanos españoles "no está reñida con el reconocimiento de la diversidad de los distintos territorios" del Estado.
Al margen de estos grandes asuntos, el PSOE, ha explicado, sí tiene un proyecto "radicalmente distinto" al del Partido Popular en materias como los derechos laborales, la necesidad de una sanidad y una educación pública y universal, u otros derechos sociales y libertades ciudadanas.
"UNIR LO QUE LA DERECHA HA SEPARADO"
"No me conformo con un país con trabajo precario, pensiones congeladas y sin igualdad", ha explicado. Sánchez ha destacado que el "cambio" que propone su partido es "distinto" al que representan otras formaciones, ya que está orientado a "unir lo que la derecha ha separado".
Pedro Sánchez ha defendido su decisión de presentar candidatura al debate de investidura frente a "la pereza" de Rajoy, que rechazó la propuesta del Rey para hacer lo propio, como cabeza de lista del partido más votado.
El líder del PSOE, que ha expresado su "solidaridad" con las personas afectadas con la crisis del sector del acero en Euskadi y les ha asegurado que le tendrán como "aliado" al frente del Ejecutivo, ha subrayado que, "tras cuatro años de recortes" por parte del PP, el PSOE es "más necesario que nunca". Además, ha advertido de que "el que frenó el reloj del cambio" tras las últimas elecciones "lo va a pagar en las urnas".
Mendia ha contrastado la candidatura un Sánchez "honesto y que actúa de cara" con la de un Pablo Iglesias, que ha "rescatado lo más rancio del nacionalismo" y sus "viejas monsergas".