Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sánchez reivindica el poder del voto y avisa: Sólo "un PSOE fuerte" hará que le apoyen quienes dijeron "no"

El candidato de los socialistas a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reivindicado este sábado "el poder del voto" y ha avisado de que sólo "un PSOE fuerte" hará que quienes rechazaron su investidura el pasado mes de marzo, tengan que decir que sí después del 26 de junio.
"El socialismo no es resignación, es lucha, a nosotros nadie nos ha regalado nada, y lo vamos a demostrar llenando de puños y rosas las urnas el próximo 26 de junio", ha proclamado el secretario general del PSOE ante los 4.000 militantes y simpatizantes que han participado en la Fiesta de la Rosa organizada por los socialistas valencianos, en el mitin más multitudinario del partido en lo que va de campaña.
Sin referirse en ningún momento a las encuestas recién publicadas, que mantienen al PSOE en el tercer lugar, por detrás de Podemos, Sánchez ha hecho este llamamiento a la movilización y se ha mostrado convencido de que los socialistas van a responder el día de las elecciones.
"Está muy cerca poner punto y final al gobierno de Rajoy, está muy cerca", ha defendido Sánchez, que, dicho esto, ha subrayado que "sólo un PSOE fuerte, un PSOE ganador", que sea "la primera fuerza política de nuevo como en el 82 y en 2004", conseguirá que "aquellos que dijeron no" a su investidura", ahora "digan sí".
Como en campaña de diciembre, Sánchez ha tenido en Valencia un recibimiento muy caluroso, en el acto más multitudinario en lo que va de campaña, en el que ha estado el presidente de la Generalitat, Ximo Puig. Ambos han exhibido unidad y se han intercambiado elogios: el valenciano ha defendido que Sánchez es "el único candidato que se ha comprometido" con su Comunidad, y éste le ha definido como un "gran compañero".
Ambos han llegado juntos hasta L'Umbracle de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, donde ha tenido lugar el mitin-cena con los cientos de simpatizantes y militantes de toda la Comunidad, que han aclamado en varias ocasiones a Sánchez "presidente, presidente".
Antes de acudir a este acto, Sánchez y Puig han participado también juntos en la manifestación por el orgullo LGTB que ha recorrido las calles del centro de Valencia, formando parte de su cabecera junto a la vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra.
Precisamente, Sánchez ha querido comenzar después su intervención con un recuerdo a las 50 personas asesinadas el pasado fin de semana en Orlando en un local gay y ha reivindicado la figura del socialista Pedro Zerolo, fallecido hace un año.
El candidato socialista ha hecho un llamamiento a la tolerancia que, ha dicho, representa la izquierda y, en particular, a su lucha por la igualdad para la comunidad LGTB. De hecho, ha proclamado que "ese orgullo" del que hoy se saca pecho en las calles "es parte del PSOE".
Sánchez ha recordado que los socialistas aprobaron la ley del matrimonio entre personas del mismo sexo y ha asegurado que, si llega a La Moncloa, aprobará una ley de igualdad de trato y no discriminación para gays, lesbianas, bisexuales y transexuales.
LEGISLARÁ PARA QUE "LOS CAÑIZARES SEAN HISTORIA"
"Hay que ser reivindicativos porque la lucha por la igualdad y la libertad no acaba, al contrario, es un edificio siempre por terminar", ha avisado Sánchez, que pedido el apoyo a todos los españoles para que, con su voto, se pueda hacer de España "un Estado laico".
Y para ello aprobará "una ley de libertad religiosa, para que los Cañizares sean historia en este país, una historia a la que vamos a dar la espalda", ha dicho, en referencia al cardenal arzobispo de Valencia.
Así, se ha mostrado convencido de que ganará, porque España necesita cambio y "siempre" que lo ha necesitado ha "utilizado el mismo instrumento, que es la socialdemocracia, el PSOE".
Ahora, ha recalcado, el PSOE es la solución entre esos "dos extremos" que, a su juicio, son el PP y Podemos, que tienen diferentes ideologías pero "comparten una misma forma de entender la democracia, como un contrato de adhesión".
"La única salida al bloqueo de los extremos es la del PSOE, es la única solución que tiene España", ha remahcado, insistiendo en que, precisamente por eso, tienen que ganar. "Quien más se cansa es quien más lo intenta", ha remachado.