Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sánchez ve una "gran hipocresía" la suspensión de militancia a los ediles del PP y mantener a Barberá de senadora

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha lamentado este martes la "gran hipocresía" que supone que el PP suspenda de militancia a sus concejales en el Ayuntamiento de Valencia investigados en el llamado caso Imelsa "pero se mantenga de senadora a quien ha sido la cabeza visible de ese ayuntamiento", en referencia a la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá.
En una entrevista a la Cadena Ser recogida por Europa Press, Sánchez ha incidido en que él nunca dirá que el PP es un partido corrupto, aunque ha resaltado que "cuestión distinta es que la dirección del PP haya convivido con la corrupción durante estos últimos 30 años como consecuencia de la financiación irregular".
A su juicio, el presidente del PP y del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, representa "un tapón para la regeneración democrática y para la renovación del liderazgo necesaria en el PP". Además, el socialista ha subrayado que "no tiene sentido prolongar la vida de un gobierno asediado por la corrupción y de un presidente que nada tiene que ofrecer a la ciudadanía".
Por otra parte, al ser preguntado sobre si descarta un gobierno en coalición con Podemos, Sánchez ha subrayado que "Podemos habla mucho del gobierno a la valenciana" y ha explicado que en él hay dos fuerzas, PSPV y Compromís, que están dentro apoyadas por Podemos desde fuera. Así, ha incidido en que esta es "la primera contradicción" respecto al planteamiento del secretario general de la formación morada, Pablo Iglesias.
"¿Qué es de verdad el gobierno a la valenciana? Es un gobierno que puso fin a 20 años del PP y a la corrupción que asedió Valencia en estas dos últimas décadas", ha proseguido el socialista, que ha recalcado que lo que hay que hacer a nivel nacional es "hacer realidad es ese espíritu del gobierno valenciano, propiciar el cambio", remarcando que la situación es distinta porque en la Comunitat "hubo una mayoría absoluta de izquierdas" y en España no.
EL ACUERDO CON C'S, CONDICIÓN NECESARIA
Sánchez ha insistido en que el acuerdo con Ciudadanos es "condición necesaria" para lograr un cambio en La Moncloa y, a partir de ahí, no ha descartado "ninguna formulación" de gobierno. "No me cierro a que haya representantes de Podemos dentro del Gobierno, como tampoco me cierro a que haya representantes de Ciudadanos", ha dicho.
En vísperas de su reunión con el secretario general del partido morado, Pablo Iglesias, ha indicado que el mensaje que va a llevar a esa cita es que España "necesita con urgencia un gobierno de cambio" que pueden liderar las "tres fuerzas políticas" que, a su juicio, "ejemplifican" ese cambio.
De hecho, ha vuelto a defender que ésta es la única composición "posible" que permite alejar al PP de La Moncloa, un gobierno "transversal", en el que estén PSOE, Podemos y Ciudadanos.
Eso sí, no ha aclarado si incluiría a Iglesias y al líder del partido naranja, Albert Rivera, en ese hipotético gobierno. Sánchez ha asegurado que no ha hablado de esta cuestión con ellos y ha insistido en que está dispuesto a incluir a "representantes" de estos partidos.
Sánchez ha defendido que en "tiempos extraordinarios" hacen falta "medidas extraordinarias" y, además, ha admitido con que 90 diputados es "difícil" liderar "un gobierno monocolor".