Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mas dice que Sant Jordi es un ejemplo de convivencia ante los que hacen "discursos apocalípticos"

Considera que desmiente a los que dicen que los catalanes están "peleados a muerte"
El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha dicho este jueves que el día de Sant Jordi ha vuelto a ser un ejemplo de civismo y convivencia de los catalanes que desmiente a los que hacen "discursos apocalípticos" sobre la situación de Cataluña fruto del proceso soberanista.
En una intervención ante el pleno del Parlamento catalán, ha destacado que Cataluña es una comunidad con unas actitudes cívicas profundamente arraigadas, lo que desacredita a los que hacen discursos de que los catalanes están "divididos, peleados a muerte y son gente que no pueden sentarse en la mesa juntos".
Mas ha explicado que, en una reunión este miércoles con corresponsales en España de medios internacionales, les invitó a pasear por las calles de Barcelona para constatar el "ambiente normal" en ellas y tener una visión real de la situación de Cataluña.
El presidente ha defendido que Cataluña es "un país que sufre" pero no por el proceso soberanista, sino porque hay mucha gente que lo está pasando mal por la crisis y que, por ejemplo, este miércoles no pudo gastar nada en libros y rosas.
Mas ha sentenciado que este Sant Jordi no será "la última" vez que Cataluña dé este ejemplo de civismo y convivencia, y ha valorado que esto siga siendo así pese a las enormes dificultades que está pasando mucha gente, ha admitido.
"VISITA DE MÉDICO" DE SANTAMARÍA
El líder de CiU en el Parlament, Jordi Turull, ha considerado que Sant Jordi ha sido una contundente respuesta contra los que "distorsionan la imagen" de Cataluña diciendo que la sociedad catalana está dividida y hay familias que no pueden ni comer juntas.
En alusión velada a la visita este miércoles a Barcelona de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha cargado contra los que vienen de fuera de Cataluña sólo a hacer "visitas de médico" y sin poder captar el ambiente que se vive en la sociedad catalana.