Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El alcalde de Segovia (PSOE) se pregunta si su ciudad tendrá que reaccionar como Gamonal (Burgos) para que la escuchen

El alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes (PSOE), ha lanzado este miércoles un interrogante a través de las redes sociales en el que pregunta si en la ciudad del Acueducto hay que hacer lo mismo que en el barrio burgalés de Gamonal para conseguir que los segovianos sean escuchados y exista democracia.
El primer edil ha indicado, tras lamentar que Burgos no tenga 13.000 euros para mantener una guardería pero sí ocho millones de euros para un 'parking', que algo similar ocurrió en Segovia con ocho millones de la Junta de Castilla y León y la Diputación de Segovia destinados a un palacio de congresos.
"Los tenía para eso pero no para el Instituto de San Lorenzo o el Centro de Salud de Nueva Segovia", se ha quejado el regidor, quien ha recordado que se recogieron 13.131 firmas "pacíficas" contra el proyecto pero que éstas no tuvieron la misma repercusión que los cinco días de protestas en Burgos.
"¿Tendremos que hacer lo mismo en Segovia para que funcione la democracia y nos escuchen?", se ha preguntado como colofón a sus comentarios el alcalde segoviano.
El proyecto al que se ha referido, al que siempre ha mostrado su oposición, es un centro de congresos en el municipio de Palazuelos de Eresma promovido por la Diputación con respaldo económico del Gobierno regional, que aprobó una subvención directa de casi siete millones distribuida en diez anualidades.
Arahuetes, impulsor de la recogida de firmas, opina que el proyecto es un "despilfarro" y se opone a que éste prime por encima de iniciativas prioritarias para Segovia. El pasado mes de octubre ordenó mediante decreto recurrir la licencia de obras al sospechar que incumplía la legalidad urbanística.