Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Segundo atentado de ETA contra la Guardia Civil en poco más de 24 horas

El atentado registrado en el municipio mallorquín de Calvià es el segundo que se produce contra la Guardia Civil en poca más de 24 horas. El anterior se registró en la casa cuartel de Burgos sin provocar muertos, pero con numerosos daños materiales.
La explosión se ha registrado al paso de una patrulla de la Guardia Civil, dejando a dos agentes muertos. Uno de los agentes fallecidos, Carlos Enrique Sáenz de Tejada, era natural de Burgos y tenía 27 años. Pertenecía a la promoción 113 y llevaba un año destinado en Mallorca. El segundo, Diego Salvà Lesáun tenía 28 años, era natural de Pamplona, pero residente en Palma desde hace años. Acababa de llegar al cuartel para hacer prácticas.
Se ha tratado de una bomba-lapa colocada en los bajos de un coche patrulla de instituto armado, que se encontraba entre el cuartel de Palmanova y el parque de bomberos de la localidad.
La furgoneta que estalló en la casa cuartel de Burgos causó más de 65 heridos leves y numerosos daños materiales, tanto en el propio cuartel como en los edificios colindantes.
134 personas pasaron la noche del miércoles fuera de sus casas. En total hay entre 400 y 500 vecinos afectados por los destrozos de la onda expansiva.
JNP
El atentado ha coincidido con el 18º aniversario de otros dos atentados cometidos en Mallorca con coche bomba por el entonces miembro del comando Ekaitz, José Luis Urrusolo Sistiaga.