Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Segundo intento fallido de tomar Sol

Los antidisturbios detenienen a uno de los manifestantes. Foto: EFEtelecinco.es
Unos 1.500 indignados han intentado tomar de nuevo la Puerta del Sol, blindada por la policía que ha empezado a controlar el paso desde las seis de la tarde. Después de vivir momentos de tensión entre los manifestantes y los antidisturbios, los indignados han cesado en su empeño y uno de ellos ha sido detenido. Para el medio día de este jueves han convocado una asamblea en la Plaza de Oriente, desde donde pretenden marchar de nuevo hacia Sol.
Los indignados han protagonizado el segundo asalto fallido a la Puerta del Sol de Madrid. El blindaje policial ha hecho imposible que llegaran a la plaza, símbolo de las protestas del 15-M, y por segundo día consecutivo las autoridades han decidido cerrar el metro por cuestiones de seguridad.
Unas 1.500 personas se han comenzado a concentrar, en torno a las ocho de la tarde, en las inmediaciones de la plaza y han intentado acceder a la misma unidos en una tupida cadena humana.
En las calles de Preciados y el Carmen se han vivido los momentos de más tensión cuando cientos de indignados se han enfrentado cuerpo a cuerpo con los antidisturbios. Los enfrentamientos se han saldado con una detención.
La concentración ha terminado con una asamblea en la plaza de Callao, en la que se ha llevado a cabo una nueva convocatoria para este jueves a las 12:00 horas en la plaza de Oriente. Un pequeño número de indignados ha dormido ya en el lugar desde donde este jueves partirá una nueva marcha hacia la puerta del Sol, que continúa blindada.
Manifestaciones durante toda la tarde
Horas antes, cientos de indignados han marchado desde Atocha, tal y como se aprobó en una asamblea celebrada en la plaza Jacinto Benavente, hasta la calle Preciados, una de las vías principales de acceso a Sol. Al encontrarse con el dispositivo policial, los 'indignados' han protagonizado una sentada con las manos en la nuca.
Otro grupo de 'indignados' menos numeroso ha intentado acceder, también sin éxito, a la Puerta del Sol desde la calle Mayor. No obstante, el grueso de los manifestantes se concentró en Preciados, donde llegaron a montar una tienda de campaña frente al cordón policial. Posteriormente, una decena de 'indignados' lanzó aviones realizados con papeles sobre los agentes.
Al igual que en la jornada del martes, los manifestantes han mostrado su repulsa por los últimos desalojos en Sol y el Paseo del Prado. También han proferido sus habituales reivindicaciones en una marcha pacífica y sin incidentes significantes, pasando por el Congreso de los Diputados y las plazas de Neptuno y Cibeles.