Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sémper dice que en el PP vasco hay "un enfado brutal" por los casos de corrupción y pide "una respuesta muy contundente"

Cree que sería un "error" que Sánchez se dejara "influenciar" por quienes en el PSOE "le aprietan" para no acordar con PP
El presidente del PP guipuzcoano y parlamentario vasco, Borja Sémper, ha asegurado que en su partido en Euskadi hay "un enfado brutal" por los casos de corrupción que están surgiendo y, por ello, pide "una respuesta muy contundente". Además, ha considerado que, si se confirman "prácticas y actitudes por parte de determinados dirigentes" del Partido Popular, éste será "implacable".
Además, considera que sería un "error" que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se dejara "influenciar" por quienes en el PSOE "le aprietan" para que no llegue a acuerdos con el PP para acometer modificaciones legales que erradiquen la corrupción.
En una entrevista concedida a Antena3, recogida por Europa Press, Sémper ha afirmado que "es insoportable el clima de corrupción" al que se asiste todos los días. "Produce un asco profundo a la ciudadanía en general y, desde luego, a quien debería producir mucho más asco todavía es a quienes nos dedicamos a la política", ha añadido.
No obstante, ha destacado que "no toda la política está emponzoñada". "La mayoría de los que nos dedicamos a la política no somos corruptos y yo creo que ése es el mensaje que pretende transmitir el presidente del Gobierno", ha señalado en referencia a Mariano Rajoy.
Además, ha manifestado que, "si esos mensajes que dicen que no toda la política está corrompida pueden proyectar la sensación de minimizar el problema, será un error". "Da asco, hay que actuar con mucha contundencia y, desde luego, decir a la gente que no es que no nos lo tomemos en serio, sino que se está actuando", ha añadido.
"VERGÜENZA, CABREO Y ENFADO"
En esta línea, ha apuntado que "la vengüenza, el cabreo y el enfado" son "compartidos y generalizados" por la mayoría afiliados y votantes del PP. "Eso se traduce en que, si efectivamente, se consolida y se confirma que dirigente del PP, la única opción es la contundencia en la respuesta. Porque, si no, la credibilidad no va a existir", ha manifestado.
Además, ha negado que haya percibido que haya habido "bajas" en el Partido Popular del País Vasco, "motivadas por la corrupción, pero sí un enfado brutal". "Gente que estuvo dando la cara cuando te mataban, ahora no va a tirar la toalla porque haya un corrupto no sé dónde. Lo que quiere es que esa situación cambie y que la respuesta sea muy contundente. Y yo creo que no hay otra, además", ha subrayado.
Por ello, ha dicho que, "si se confirman determinadas prácticas y actitudes por parte de determinados dirigentes, el partido va a ser implacable porque sí tiene interiorizado que la respuesta solo puede ser ésa".
PSOE
Borja Sémper ha manifestado que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, cometerá "un error si se deja influenciar" por aquellos que dentro del Partido Socialista "le están apretando para que no llegue a un gran pacto o un acuerdo" para erradicar estos delitos.
En su opinión, sí hay modificaciones legislativas que hay que impulsar porque "hay que reformar la Ley de Enjuicimiento Civil y Criminal", ya que los ciudadanos no pueden tener la sensación "de que hay impunidad porque los procesos se alargan".
"Es decir, a quien se le pilla con las manos en la masa, tiene que tener una sentencia judicial ejemplarizante al minuto. Eso judicial y políticamente, por supuesto que sí. Los partidos políticos tenemos que aprender a reaccionar de una forma mucho más rápida, mucho más contundente y con menos eufemismos", ha añadido.
Sémper ha señalado que todos los partidos hacen "cálculos electorales y es una tendencia natural que tienen" ante citas de comicios. Por ello, cree que, tanto el PP como el PSOE, tienen que ser "conscientes de la verdadera dimensión y el problema" al que se enfrentan y "trascender de otros cálculos partidistas legítimos y en otra ocasión razonables", pero que ahora no lo son.
En este sentido, ha indicado que, o se da la imagen de que son conscientes de que realmente "han entendido la gravedad del problema" y responden "a la gente con verdaderas medidas que trasciendan de esas trincheras en las que la política nos sitúa", para llegar a "acuerdos realmente importantes, o van a venir quienes tiene soluciones fáciles".