Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ana Pastor: "El que no sea honrado no puede estar en política"

La macrooperación contra la corrupción de las adjudicaciones públicas en numerosas alcaldías de Madrid, Valencia, León y Murcia, que se ha saldado con el arresto de 51 personas, entre ellas, el exsecretario general del Partido Popular (PP) de Madrid Francisco Granados ha provocado la reacción en las filas del Partido Popular. La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha afirmado que "el que no sea honrado no puede estar en política", mientras que el titular de Industria, José Manuel Soria, ha asegurado que la ley debe "ser aplicada con toda contundencia" sobre quienes sean culpables de corrupción.

La ministra no ha especificado más al respecto, y se ha limitado a decir en que en materia de honradez "ni en la vida política ni en la personal valen las medias tintas".
"Aquí hay que ser honrado y el que no sea honrado no puede estar en política", ha mantenido desde la costa granadina, donde visitaba las obras de la A-7.
Por su parte, José Manuel Soria ha incidido en que la corrupción "es una lacra" que, subrayó, "no está siendo protagonizada por toda la clase política, sino por una minoría" aunque dijo comprender "perfectamente la indignación" de la sociedad.
En declaraciones a los medios tras un acto público, Soria dijo ser "el primer indignado con este tipo de práctica por muchas razones", entre las que citó que son "totalmente contrarias a lo que debe ser una convivencia en una sociedad en armonía y estabilidad, y dentro de la ley", así como porque se juzga "a toda la clase política por lo que es la conducta de unos pocos".
Finalmente, puntualizó que no será él quien presuponga la "culpabilidad de nadie, para eso están los tribunales, pero una vez que los tribunales así lo decidan", consideró que "tiene que ser contundente la aplicación de la ley".