Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Supremo remite al Congreso y al Senado el auto en el que Alaya "preimputa" a Chaves, Griñán y Viera

El presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, ha remitido este jueves a los presidentes del Congreso y del Senado, Jesús Posada y Pío García-Escudero, respectivamente, los autos de fecha de 18 de diciembre de 2013 por los que la juez de instrucción de Sevilla Mercedes Ayala "preimputa" a 'los expresidentes de la Junta de Andalucía Manuel Chaves y José Antonio Griñán, así como al exconsejero y diputado nacional José Antonio Viera en el caso de los ERES de Andalucía.
El trámite, utilizando el conducto previsto legalmente para este tipo de comunicaciones a las Cortes, se ha realizado después de que la juez de Sevilla dictara un auto en el que pedía tanto al Supremo como al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que la "auxilien" para notificar el citado auto a Chaves, Griñán, así como a cinco exconsejeros, todos ellos aforados, después de que las Mesas del Congreso y del Senado acordaran devolver a la magistrada los requerimientos expedidos a tal efecto y presentados por la Guardia Civil.
La juez explicaba en la resolución llegada al alto tribunal, con fecha de 8 de abril, que ambos oficios iban dirigidos a sus respectivos presidentes --Jesús Posada, del Congreso, y Pío García Escudero, del Senado-- "con el ruego de que hicieran llegar el contenido del mencionado auto --el cual iba en sobre cerrado-- a los diputados y senador referidos en el mismo, al ser estas Cámaras domicilios laborales de estas personas".
Las Mesas del Congreso y del Senado acordaron el pasado martes devolver a la juez Mercedes Alaya la documentación remitida relativas a los diputados Manuel Chaves y José Antonio Griñán y al senador socialista José Antonio Griñán y advirtieron a la magistrada que no había optado por el "camino correcto" para trasladarla a los afectados porque el órgano jurisdiccional para relacionarse con aforados es el Tribunal Supremo.