Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Supremo archiva querella de abogados de la banda contra el juez Velasco por irregularidades en su detención

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha archivado la querella interpuesta el pasado mes de noviembre contra el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco por los 14 abogados de presos de ETA a los que éste acusa de organizar el denominado "frente de makos" de la organización terrorista. El alto tribunal no encuentra irregularidad alguna en las detenciones de los letrados ni en los autos dictados por el magistrado al inicio de la causa.
Los abogados de presos de ETA imputados en la causa abierta en la Audiencia Nacional se querellaron contra el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 por presuntos delitos de prevaricación y contra la libertad individual, al considerar que éste les perseguía por un fraude fiscal y blanqueo de capitales que no se habían producido, además de detenerlos de forma "ilegal".
En esta causa investigada por Velasco están imputados por integración en organización terrorista, fraude fiscal y blanqueo de capitales doce abogados detenidos en enero de 2015 además de otros dos letrados, Arantza Zulueta y Jon Enparantza, arrestados en 2014 en la operación contra los mediadores del colectivo de presos de ETA. También en el marco de este proceso ha declarado ante el Tribunal Supremo el senador de Amaiur Iñaki Goioaga dada su condición de aforado.
El auto dado a conocer este lunes por el Supremo, del que ha sido ponente el presidente de la Sala II, Manuel Marchena, considera que no existe delito contra la libertad individual por haber mantenido el magistrado las detenciones acordadas inicialmente por la Guardia Civil, ya que tenían cobertura legal y los afectados siempre estuvieron a disposición judicial.
En el auto en el que extendió estas detenciones, según recuerda el Supremo, el juez Velasco realizó una exposición "detallada y razonada" de los indicios que sustentaban en ese momento su imputación por varios delitos de organización terrorista, contra la Hacienda Pública y blanqueo de capitales.
"En definitiva, cuando los querellantes fueron detenidos existían elementos indiciarios de que podrían haber cometido los delitos" que se les imputaban, por lo que el Supremo concluye que el juez Velasco "no vulneró ninguna garantía constitucional o legal" de los abogados de ETA.
MEDIDAS APROPIADAS Y PROPORCIONADAS
Además de no superarse "en ningún caso" los límites de duración de las detenciones previstos en la Ley, el Supremo afirma que debe tenerse en cuenta que se trató de "una operación policial compleja en la que se practicó un número elevado de detenciones (*) y se solicitaron diversas entradas y registros que afectaban a los detenidos, por lo que resultaba apropiado y proporcionado, además de necesario (*) esperar al resultado de las mismas para después practicar las declaraciones judiciales y decidir sobre la si la situación personal de ls personas detenidas.
Tampoco encuentran prevaricación porque del análisis de las resoluciones practicadas por Velasco a raíz de las detenciones "no se aprecia arbitrariedad alguna" y tampoco "apartamiento del Derecho".
La querella contra Velasco fue presentada ante el Tribunal Supremo el pasado 22 de octubre. Los abogados investigados acusaban al al juez de "detención ilegal" porque los abogados "estaban a disposición de la Justicia, habían comparecido en el procedimiento y planteado que iban a comparecer en cualquier momento que fueran llamados", por lo que "no había ninguna necesidad de detención" en función de la legislación vigente.