Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Susana Díaz reclama consenso para pedir desde Andalucía una nueva financiación autonómica de manera "urgente"

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha pedido este jueves consenso para reclamar desde Andalucía un nuevo modelo de financiación autonómica que considera "urgente".
Así lo ha manifestado en el Pleno del Parlamento y al hilo de una pregunta que le ha formulado el portavoz del PSOE-A en la Cámara, Mario Jiménez, quien le ha preguntado a la presidenta por las bases sobre las que cree que debería modificarse dicho sistema de financiación de cara al futuro.
Al responder, Susana Díaz, que ha comenzado subrayando que Andalucía es "una comunidad autónoma cumplidora" en cuestiones como el objetivo de déficit y la deuda, ha criticado que dicho modelo se está aplicando "incorrectamente", y además "no se ha elaborado aún uno nuevo" que reemplace al actual, que "caducó en 2013".
De esta manera, la presidenta ha aseverado que, en su aplicación, el sistema "ha primado a unas comunidades" en relación a otras, y Andalucía está "por debajo de la media de financiación de las comunidades autónomas, y no ha sido beneficiada por el Fondo de Competitividad, que va dirigido a equilibrar los recursos que tienen las comunidades autónomas".
Además, ha subrayado que "si uno mira lo recibido por cada comunidad autónoma en el último año de liquidación de ese modelo que caducó en 2013", Andalucía es "la tercera comunidad autónoma por la cola, la tercera que menos financiación recibe por habitante para el mantenimiento de los servicios públicos", en alusión a educación, sanidad, dependencia y servicios sociales.
Así, ha aseverado que "Andalucía dispondría de unos 700 millones de euros más cada año si se nos aplicara la media de lo que reciben las comunidades autónomas por habitante", lo que, en cinco años, suma un montante de "4.156 millones" que podrían haber ido "para colegios, hospitales, residencias de mayores, atención a nuestros dependientes, para crear empleo".
La presidenta también ha criticado que desde el Estado "no se está compartiendo el incremento de la recaudación de la subida de algunos impuestos como el IVA o los impuestos especiales --en concreto, 1.887 millones--", y tampoco "se está atendiendo a nuestra demanda de aplazamiento o fraccionamiento de la liquidación, que no compartimos, del año 2013", y sobre lo que el actual presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, "se comprometió" con ella.
A todo ello hay que sumar, según ha añadido, los "2.525 millones" que Andalucía "ha dejado de recibir" como consecuencia del incumplimiento, por parte del Gobierno, de la Disposición Adicional Tercera del Estatuto de Andalucía. En total, "más de 9.000 millones" son los que, según ha explicado Díaz, Andalucía tendría que reclamarle al Gobierno del PP, algo que no cree que sea "positivo".
PIDE ACUERDO CON LAS CCAA
En esa línea, Susana Díaz ha subrayado que es "urgente que se acometa el cambio del modelo de financiación" autonómica, porque el actual "es injusto", y ha abogado por hacerlo "de manera consensuada" y "de acuerdo con el conjunto de las comunidades autónomas".
De cara al nuevo modelo, la presidenta aboga por que "no se posponga por más tiempo el debate sobre cuáles son los recursos que necesita cada administración para ser eficiente y eficaz en la gestión de los servicios públicos y además garantizar la igualdad", algo que "tiene que ser independiente con el nivel de ingresos que tengan los territorios".
También ha llamado a abordar "una reforma radical de los Fondos de Convergencia, porque se están produciendo disfunciones, y hay que asegurar la sostenibilidad de los gastos que conlleva el Estado del bienestar".
Díaz ha expresado su deseo de que "ese debate se abra cuanto antes" y en la Cámara haya "consenso", de modo que "los intereses de Andalucía se pongan por encima de los intereses de los partidos". Si se da "ese consenso, esa generosidad con Andalucía y los andaluces, yo como presidenta fomentaré el acuerdo, el encuentro", para defender "lo mejor para esta tierra y para sus ciudadanos", ha concluido la presidenta.
PSOE-A CRITICA LA "INGRATITUD" DEL GOBIERNO DE RAJOY
Por su parte, el portavoz parlamentario del PSOE-A, Mario Jiménez, que, al igual que el resto de portavoces de los grupos, ha comenzado su intervención dedicando unas palabras de bienvenida al coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, que ha reaparecido en el Pleno tras unos meses de baja por enfermedad, ha criticado que el Gobierno de Rajoy ha estado "incumpliendo su promesa de reformar el sistema de financiación autonómica", y "ha seguido aplicando el sistema" de modo injusto, en su opinión, "incrementando la brecha entre autonomías" y con "criterios contrarios a la Constitución y al Estatuto" andaluz, y ello con "excusas" como que "no había dinero" o que "no era el momento porque había un conflicto territorial muy grave".
Jiménez ha incidido en la "enorme importancia" de esta cuestión porque "el Gobierno está aplicando el sistema de una manera que perjudica a Andalucía", de modo que la financiación que recibe "no llega ni para cubrir el gasto social".
Pese a ello, según ha destacado, Andalucía "ha cumplido por tercer año consecutivo con el objetivo de déficit" y "cumple con España, a pesar de que España no cumple con Andalucía", porque el Gobierno de Rajoy "ha sido ingrato con Andalucía, una ingratitud rayana en el desprecio", según ha enfatizado.
Al hilo, el portavoz socialista se ha dirigido a los diputados de Podemos para subrayarles que esta situación "se puede cambiar por la vía de los votos", y les ha apelado para que "hagan posible que haya un gobierno de cambio" en España "que recupere el trato justo para Andalucía", tierra desde la que "vamos a defender la igualdad", según ha aseverado Mario Jiménez.