Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Susana Díaz comunica su disposición a celebrar en septiembre su segundo debate sobre el estado de Andalucía

El portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez, ha asegurado que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, realizará un "balance realista" de la situación que vive Andalucía en el segundo debate sobre el Estado de la Comunidad que espera que se celebre en el próximo mes de septiembre y cuya comunicación ha trasladado este martes el Consejo de Gobierno al Parlamento autonómico.
Según ha explicado Vázquez en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el Ejecutivo de Susana Díaz "comprende desde luego el sufrimiento que tienen todavía muchas personas por la crisis" pero acude a la Cámara andaluza "con la convicción de que son posibles otras políticas centradas en las personas".
Tras indicar que el "reto principal de este Gobierno ha sido y sigue siendo la creación de empleo", el portavoz ha recordado que la Junta ha "movilizado 900 millones de euros de presupuestos propios" a medidas encaminadas a favorecer la creación de puestos de trabajo y reducir el paro y que, gracias a ello, "Andalucía ha recuperado su atractivo para la inversión" y está volviendo a ser un "territorio que genera confianza en los operadores económicos".
Y ello, ha añadido, a pesar de que la Junta cuenta con "la rémora de una financiación insuficiente e injusta" por parte del Gobierno central, a cuyo presidente, Mariano Rajoy, acusa de "incumplir el compromiso de revisar y aprobar un nuevo modelo de financiación autonómica este año 2015".
"Llegamos al debate de Estado de la Comunidad en un momento difícil por el modelo territorial y Andalucía va a estar en él ejerciendo un papel equilibrador que garantice la igualdad de todos los ciudadanos vivan donde vivan", ha agregado el portavoz para referirse a la cuestión soberanista en Cataluña.
LA COMUNICACIÓN
De todo ello hace partícipe el Consejo de Gobierno de la Junta al Parlamento en la comunicación que le ha remitido para celebrar este debate, cuya fecha de convocatoria está pendiente de la institución legislativa.
En este documento, se señala que la obligación de todo Gobierno de rendir cuentas y hacer propuestas a la institución depositaria de la soberanía popular, con la consiguiente labor del Parlamento de ejercer el control e impulsar la acción política, y que, por tanto, el debate "tiene una especial significación en esta legislatura que ahora supera su ecuador en Andalucía".
El Gobierno andaluz recuerda la "intensa actividad desplegada por el Ejecutivo y por la Cámara autonómica" en estos meses y que ha provocado que esta legislatura esté siendo "la de mayor producción normativa en la historia de nuestra autonomía", con once leyes ya aprobadas y otros cinco anteproyectos de ley iniciados.
Además, destaca que "para atender con la urgencia necesaria las situaciones de extraordinaria necesidad que la crisis provoca en las familias andaluzas, se han aprobado 25 decretos ley, que fundamentalmente han ido dirigidos a la creación de empleo, la lucha contra la exclusión social y ayudas para la reactivación económica".
Según explica el Ejecutivo al Parlamento, el Debate del Estado de la Comunidad ofrece en esta ocasión "la oportunidad de profundizar en un ejercicio de calidad democrática y de exponer con claridad qué tipo de salida a la crisis se propone", ya que así lo demanda la ciudadanía "cada vez con mayor contundencia" y es "un error interpretar en clave autocomplaciente los recientes indicios de recuperación del empleo y de la actividad económica en Andalucía".
Por eso, el Gobierno andaluz asegura que "está comprometido con dar una salida social y no exclusivamente economicista" a esta crisis, redefiniendo el modelo productivo para que genere "más y mejor empleo y preservando el Estado del bienestar que tanto ha costado construir y que garantiza la igualdad de oportunidades y servicios públicos de calidad".
Con ese objetivo, según la Junta, la comunidad "ha tenido que realizar un sobreesfuerzo durante estos años por la merma continuada de financiación estatal". "El Gobierno de la Nación está haciendo una aplicación incorrecta del sistema de financiación autonómica, que supone una pérdida de 1.000 millones de euros anuales. La reforma del modelo constituye una demanda insoslayable no sólo por sus efectos negativos en la comunidad sino por la grave repercusión sobre la propia configuración del Estado autonómico", ha explicado.
Con todo ello, el Gobierno andaluz cree que en "en esta legislatura, y especialmente a lo largo del último año en que el Gobierno de progreso ha asentado su programa, Andalucía ha demostrado que otra forma de hacer política es posible". "Que las dificultades no son excusa sino acicate. Si el debate es ante todo contraste, es evidente que lo hay: no en todos sitios se hace exactamente lo mismo. Andalucía marca la diferencia", concluye en su escrito al Parlamento.