Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Susana Díaz asegura que no va a permitir que "nadie más desprestigie" a un socialista con "malas artes"

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha asegurado este martes que no va a permitir que "nadie más desprestigie" a un socialista y ha hecho hincapié en que "los de la nueva y la vieja política han intentado ganar con las malas artes lo que no han ganado en las urnas y para ello han difamado a muchos hombres y mujeres".
En un acto público en Aljaraque (Huelva), y en presencia del consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, Díaz ha salido en su defensa después de que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) haya archivado las diligencias abiertas contra el consejero al considerar que "no existen indicios suficientes" de la comisión de los delitos de prevaricación y falsificación en la adjudicación del proyecto arquitectónico del Centro de Transferencia de Resultados de Investigación de la Hispalense (Centrius) cuando era vicerrector de Infraestructuras de la Universidad de Sevilla.
"Cuando me presenté a las elecciones me comprometí a que nadie os haría tener que agachar la cabeza y que quería para los andaluces lo mismo que para mi padre, que fuera siempre con la cabeza alta", ha remarcado, porque ha asegurado estar al frente de "un gobierno honesto, de gente honrada y trabajadora".
"Al último al que quisieron hacerle daño y a quien los tribunales han puesto en su sitio ha sido el consejero Antonio Ramírez Arellano. Lo han atacado al él, a su familia, y espero que ahora le pidan perdón", ha enfatizado la presidenta socialista.
"No voy a permitir que se siga atacando a socialistas, ya está bien de querer ganar con malas artes lo que no se gana en las urnas", ha concluido Díaz, indicando además que "tienen que saber que estamos en política para prestigiarla, no para servirse de ella".