Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El TJSCV obliga al gobierno valenciano a entregar a Compromís las facturas de caja fija desde 2006

Oltra dice que la caja fija son las 'tarjetas black' de la Generalitat y Císcar replica que no hay "ni black, ni green, ni blue"
La sección quinta de la sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana ha aceptado un recurso de Compromís y ha obligado a la Generalitat a entregar a este grupo parlamentario de las Corts las facturas de gastos pagados con la caja fija del Gobierno valenciano desde al año 2006.
La sentencia, con fecha 7 de octubre y facilitada este jueves por Compromís a los medios de comunicación, explica que la portavoz adjunta de la coalición, Mònica Oltra, presentó un recurso contencioso-administrativo contra la denegación por parte del Consell, en julio de 2013, de las facturas y justificantes de gastos realizados a cargo de partidas de caja fija de la Generalitat desde 2006.
La Conselleria de Hacienda y Administración Pública advirtió de la "enorme dificultad" de aportar la documentación solicitada si no se especificaban las facturas concretas requeridas. Así, un informe del subdirector general de Aplicaciones y Administración Electrónica, Rafael Valcárcel, hablaba de casi tres millones de facturas y, asimismo, ponía de manifiesto "la dispersión de su archivo por diversas circunstancias".
En esta misma línea, el ministerio fiscal consideraba que no se ha producido una vulneración de derechos fundamentales por lo que entendía que debía desestimarse la demanda por ser ajustada a derecho la respuesta del Consell solicitando "concreción" en cuanto a las facturas y por tratarse de una petición "ambigua y difusa".
Sin embargo, el TSJCV señala que el "ingente" número de facturas solicitadas por la diputada de Compormís "constan registradas en los sistemas informáticos" del Consell, lo que implica "la posibilidad de soporte informático" para facilitar estos documentos, sin necesidad de "un gran número de funcionarios durante un gran número de horas dedicados a ello".
Asimismo, añade que el hecho de estar registradas informáticamente y abarcar la petición a todas las facturas correspondientes al período de tiempo señalado y de todas las Consellerias "hace innecesaria labor de selección alguna, simplificando la búsqueda".
En este sentido, el TSJCV considera que la respuesta de la administración es "una negativa encubierta". "Siendo legítimo el argumento de la dificultad que esgrime, es la misma a quien corresponde proponer soluciones a dicha dificultad y, por tanto, la conclusión ha de ser declarativa de la vulneración constitucional postulada", señala.
"TRIUNFO DE LA DEMOCRACIA"
Oltra, en declaraciones a los medios de comunicación en los pasillos de las Corts, ha valorado que esta sentencia supone "un triunfo de la democracia, del trabajo, de la perseverancia durante años de un grupo como Compromís que apostó por atacar las causa de la corrupción", que considera que son "la opacidad y la falta de transparencia".
La diputada ha manifestado que la caja fija ha sido "un cajón de sastre incontrolado e incontrolable" a través de la cual se han pagado "compras en supermercados de la comida de altos cargos, el puchero del presidente o flores".
A su juicio, la caja fija son "las 'tarjetas black'" de la Generalitat. Respecto a estas palabras que Oltra también ha pronunciado durante la sesión de control en el pleno de las Corts, el vicepresidente y conseller de Presidencia, José Císcar, le ha respondido: "En esta administración no hay tarjetas ni black, ni green, ni blue, ni yellow desde hace muchos años".