Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El TS revisa hoy la condena a la tuitera 'Madame Guillotine' por humillar a víctimas de ETA

El Tribunal Supremo revisará hoy en vista pública la condena de dos años de cárcel, la máxima, impuesta el pasado mes de febrero por la Audiencia Nacional a María Lluch Sancho por los delitos de enaltecimiento del terrorismo y humillación a víctimas de ETA como Irene Villa y Miguel Ángel Blanco, haciendo uso de su cuenta de Twitter 'Madame Guillotine' (@melodalger).
La Sala de lo Penal revisará los motivos del recurso presentados por la defensa de Lluch frente a la resolución que en su día atendió la petición del fiscal de imponer a este caso la máxima pena atendiendo a la gravedad de los comentarios que ésta vertió en Twitter.
Según la sentencia, los comentarios de Lluch, nacida en Valencia y de 24 años, "rezuman pura maldad sin paliativos" al referirse a víctimas del terrorismo como Villa o Blanco con unos "niveles de crueldad, vejación, humillación y falta de piedad de proporciones superlativas".
Además de la prisión de dos años, la Audiencia Nacional inhabilitó a Lluch Sancho para el ejercicio de cargo público durante el tiempo de la condena y le impuso igualmente la inhabilitación absoluta durante ocho años.
Según alegó la condenada, sus frases estaban motivadas por la intención de mostrar su "solidaridad hacia el problema vasco", resultándole indiferente la organización terrorista, una conducta que el tribunal "reputa paladinamente por incierta" y "alejada por completo de la realidad".
La Audiencia Nacional tampoco atendió en su día a la defensa de Lluch cuando alegó que la tuitera, que también llevó sus comentarios a otras redes sociales como Flickr, desconocía que causarían dolor en las víctimas.
De hecho, el tribunal respondió al hecho de que una de las víctimas, Irene Villa, no se sienta inquietada por estas frases argumentando que esto último "no constituye óbice para el castigo de la acusada" porque entre el colectivo de víctimas de ETA se encuentran multitud de personas que sufrieron terribles mutaciones.
Entre noviembre de 2012 y agosto de 2014, María Lluch publicó en Twitter con el seudónimo de 'Madame Guillotine' frases para mofarse del atentado contra Carrero Blanco en 1973 como: "Voló, voló, Carrero voló y hasta las nubes llegó. Ay Carrero, el primer astronauta español".
También reprodujo consignas como "maderos a la guillotina, ETA mátalos" o enlazó desde su cuenta a vídeos de Youtube invitando a sus 790 seguidores a que se rieran de las imágenes de atentados.