Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El TS archiva por falta de prueba razonable las querellas contra Rajoy por uso de recursos públicos para cuidar a su pad

El Tribunal Supremo ha archivado por no existir "elemento o principio de prueba que lo avale razonablemente" las querellas por malversación de caudales públicos que la Asociación de Defensor del Paciente y el partido político Soberanía (hoy Contrapoder) presentaron el pasado mes de octubre contra el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, por cargar a las arcas públicas de los cuidados de su padre como dependiente en el complejo de Moncloa.
El auto dado a conocer este martes, del que ha sido ponente el magistrado José Manuel Maza, rechaza que las meras informaciones periodísticas conocidas sobre estos hechos puedan ser tomadas como "indicios" que justifiquen la apertura de un procedimiento penal.
"En esas condiciones, no cabe hablar de un verdadero ejercicio de la acción penal, sino de la mera remisión al Tribunal de una serie de informaciones difundidas públicamente a través de medios de comunicación", señala el Supremo, que incide en la falta de valor de estos documentos si no son acompañados de "datos objetivos y accesibles de la realidad de lo sucedido en cuanto a la intervención de la persona querellada".
Según las denuncias, Rajoy se estaría valiendo de su cargo de Presidente del Gobierno para financiar con cargo al dinero público los gastos personales de asistencia en "gran invalidez" a su padre, "en vez de pagarlas como todo hijo de vecino de su bolsillo personal o con cargo a los hermanos como es uso y costumbre en cualquier casa de español".
Añadían las querellas que dichas informaciones no habían sido desmentidas desde Moncloa sino que se aplicaban los criterios de los presidentes precedentes.