Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Junta de Andalucía comprará los terrenos del Algarrobico para demolerlo

El hotel del Algarrobico tiene los días contados. La semana pasada y tras años de litigios, la Justicia validó hasta la licencia para que abriera al público pero hoy la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, ha dado un golpe sobre la mesa: comprará los terrenos sobre los que se levanta el hotel y lo echará abajo. El polémico hotel consta de 21 plantas y 400 habitaciones a medio construir en pleno Parque Natural del Cabo de Gata, en Almería. La Junta de Andalucía mueve ficha para adquirir y convertir en públicos los terrenos donde está ubicado, una semana después de que el Tribunal Superior de Justicia declarara legal su construcción. Su adquisición permitiría al Gobierno andaluz llevar a cabo sus ya conocidas intenciones: demolerlo. La decisión llega tras un largo enredo judicial para esclarecer si la construcción del hotel era o no era legal. Una maraña de 22 resoluciones judiciales: 20 consideran que el hotel no puede levantarse en terrenos protegidos, y dos, en cambio, avalan su construcción. Ahora, el Ejecutivo andaluz ha decidido formalizar la titularidad pública de los terrenos para poder derribarlo. Para ejercer este derecho, en 2006, la Junta reservó 2.300.000 euros en un depósito bancario, el precio de adquirir la finca. Pero no crean que aquí termina el recorrido judicial de este caso, porque la promotora del hotel ya ha recurrido al Tribunal Supremo las dos sentencias que facultan a la Junta de Andalucía a adquirir los terrenos del hotel.