Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El TSJM permite a Silva levantarse del banquillo de los acusados y sentarse con su abogado en el juicio del 'caso Blesa'

El juez Silva pide ausentarse durante la vista, pero le obligan a permanecer en la sala para interrogarle
El juez Elpidio José Silva se ha levantado del banquillo de los acusados, para pasar a sentarse junto a su abogado defensor durante el juicio que se sigue contra él por la presunta prevaricación cometida en la instrucción del 'caso Blesa'. Además, ha solicitado ausentarse durante la vista oral y el tribunal le ha respondido que debe permanecer en la sala hasta que se le pregunte si reconoce los hechos que se le imputan.
El juez que envió a la cárcel en dos ocasiones al ex presidente de Caja Madrid Miguel Blesa ha hecho esta petición durante el juicio, en el que se enfrenta a una petición fiscal de 30 años de inhabilitación por la comisión de supuestos delitos de prevaricación, retardo malicioso en la Administración de Justicia y dos delitos contra la libertad individual de Blesa.
La vista ha comenzado con la lectura durante más de una hora del escrito de acusación del Ministerio Público por parte de la secretaria judicial. Silva ha defendido que el "trámite es tajante" y obliga a exponer los del resto de partes, al tiempo que ha solicitado un receso, tras el cual ha demandado poder faltar a varios momentos del juicio.
El presidente del tribunal, el magistrado Arturo Beltrán, le ha recordado que la ley le obliga a permanecer en la Sala hasta que se le formule la "pregunta decisiva" de si se reconoce como el autor de los hechos investigados y a estar también durante el turno de última palabra en la última sesión del juicio. Fuera de eso, los magistrados decidirán si le eximen de continuar el resto de jornadas.
"Debo comunicar que conozco cuantas imputaciones se formulan por el Ministerio Fiscal y las partes personadas en concepto de acusación particular. Las conozco soberanamente y rechazo todas y cada una de las imputaciones y afirmaciones", ha manifestado el acusado, para aprovechar la posibilidad que le ha brindado el tribunal de sentarse junto a su abogado, Cándido Conde-Pumpido Varela.
Tras tres horas de juicio, su defensa se ha pensado mejor su deseo de que se diera lectura a todos los escritos de acusación y ha comenzado la fase de las cuestiones previas. Silva ha manifestado su "desacuerdo" con los hechos que se le atribuyan.
"UNA PATRAÑA ILEGAL"
A su llegada al Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), Silva ha calificado de "patraña" e "ilegal" el juicio y ha acusado al tribunal de "cercenar" su derecho a participar en las elecciones europeas a través del Movimiento Red.
Ha sido recibido entre aplausos de una decena de simpatizantes de su partidos y consignas como, "Ellos forrados y el pueblo arruinado", "Un juez honrado, no puede ser juzgado" o "Blesa ladrón, vete a prisión".
Antes de entrar a la sede judicial, el juez también ha tenido tiempo para dejar un mensaje en su cuenta de Twitter. "A punto de entrar en un juicio, por haber instruido los casos Blesa y Banco de Miami. Este juicio ilegal atenta contra mis libertades", ha escrito minutos antes de las diez de la mañana.
El fiscal Manuel Moix pide para él una pena de 30 años de inhabilitación para trabajar en la Administración de Justicia, mientras que Blesa solicita que sea apartado durante 40 años de la Carrera Judicial y el expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán que sea condenado a 24 años de inhabilitación especial.