Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El TSJN rechaza retirar un monolito en Buñuel (Navarra) al entender que no exalta el franquismo

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) ha rechazado una reclamación para retirar un monolito ubicado en el municipio navarro de Buñuel al entender que, dada su actual composición, "no constituye una exaltación de la Guerra Civil ni del franquismo".
Según consta en la sentencia, contra la que no cabe recurso, ha informado el TSJN, se trata de un monolito de varios metros de altura con una cruz en la parte superior, un escudo del Ayuntamiento de Buñuel en la parte frontal y una relación de nombres y apellidos en sus costados.
Anteriormente, existían otras características que fueron suprimidas, como un escudo con águila y una inscripción que hacía referencia a José Antonio Primo de Rivera. También contenía la siguiente leyenda: 'Caídos por Dios y por España'.
El TSJN, que confirma de esta forma una sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2, explica que resulta evidente que una persona residente en Buñuel conozca el origen del monumento, pero añade que "no es menos cierto que, al contrario, cualquier persona ajena a la localidad que contemple el monolito en su estado actual no lo podría relacionar fácil ni lógicamente con un pasado franquista".
Razonan los magistrados que, la norma, para su aplicación, exige que el objeto en cuestión sea "conmemorativo de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la dictadura".
"El hecho de que conste una relación de nombres y apellidos correspondientes a personas fallecidas en un monolito en la puerta de una iglesia no implica, por sí solo, exaltación alguna del franquismo a los efectos señalados en la ley", recalca la Sala de lo Contencioso, que concluye que "precisamente los símbolos franquistas que existían en dicho monolito fueron retirados".