Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Asunción logra dar sepultura a su padre, un sindicalista fusilado por la dictadura

Timoteo Mendieta estaba en una fosa común del cementerio de Guadalajara, donde fue arrojado por la dictadura franquista en noviembre de 1939. Su hija Ascensión, de 92 años, prometió a su madre que iba a recuperar el cuerpo de su padre. Ahora lo ha conseguido, pero ha sido gracias a la Justicia argentina, que investiga los crímenes franquistas. En España hay, al menos, 114.000 personas enterradas en cunetas, cementerios o tierras desconocidas, víctimas de la represión de la dictadura. La familia de Timoteo quiere que sirva de ejemplo a otras familias y les animan a luchar para recuperar la dignidad de sus seres queridos.