Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tomarse la temperatura, uso de guantes y educación sanitaria a población local, consejos para los militares

El Ministerio de Defensa ha enviado información y procedimientos de actuación ante el ébola a los contingentes militares desplegados en África y entre las recomendaciones que se emiten destacan la toma de temperatura diaria, el uso de guantes, la limpieza, evitar situaciones de violencia o enfrentamiento y educar a la población local sobre el problema, siempre en caso de que las tropas se encuentren en zonas de riesgo de contagio.
Así figura en la guía que elaboró el Instituto de Medicina Preventiva de la Defensa y que ya lleva varios meses en poder de los contingentes desplegados en el exterior, que ofrece una explicación de lo que es la enfermedad, los síntomas, los modos de contagio más frecuentes y los métodos para prevenirlo.
Todo ello sabiendo que en los países africanos en los que están desplegadas las tropas españolas no hay detectados casos de ébola, si bien desde el Mando de Operaciones del Estado Mayor de la Defensa se consideró conveniente desde el principio del brote enviar a los servicios sanitarios de los contingentes este documento.
EVITAR TURBAS Y AGRESIONES
En el capítulo dedicado a las normas de protección, los militares que se encuentren en una zona de riesgo deben tomarse diariamente la temperatura, mientras que en las patrullas se deben utilizar de forma "sistemática" los guantes de látex. También es recomendable "evitar en lo posible contactos cercanos de riesgo", como "turbas, multitudes, agresiones o mordeduras".
Asimismo, para prevenir la inoculación directa en sangre que eviten en lo posible la "utilización de servicios sanitarios locales de áreas con ébola", situaciones de "violencia o enfrentamiento físico en que se puedan producir lesiones" y que a la hora de atender a enfermos o heridos usen el equipo de protección individual completo.
De forma destacada, el documento asegura que "el lavado frecuente de manos reduce el riesgo de contagio de las enfermedades transmitidas por contacto como el ébola", al tiempo que aconseja que en situaciones de "riesgo elevado" se utilice "doble guante" de látex.
En patrullas y rescate de náufragos, el Instituto de Medicina Preventiva de la Defensa pide que se evite en lo posible "verse inmerso en la multitud" además de enfrentamientos y que se intente identificar "precozmente a enfermos y heridos" para poder "separarles del resto en un lugar específico".
EQUIPAMIENTO Y PROTOCOLOS
El documento incluye también una lista de recomendaciones de cara a la "educación sanitaria" de la población local, en lo que respecta al equipamiento del que deberían disponer para hacer frente a la epidemia y el material quirúrgico necesario, así como los protocolos que se deben seguir de cara a tratar a pacientes con ébola.
Asimismo, hay una sección dedicada a la educación en los "ritos funerarios", ya que, según indica, en el África subsahariana la población el contacto físico con los cadáveres "debe ser intenso". "Es preciso informar de esto a las autoridades locales, a los jefes y líderes tribales, para que, conocedores del riesgo, modifiquen el modo de proceder y disminuyan este riesgo", explica.
En el oeste y centro del continente africano hay desplegados actualmente 323 militares españoles que participan en distintas misiones, ya sea en solitario o junto con países europeos, en Cabo Verde, Senegal, Malí y República Centroafricana.