Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El abogado de Torres se ampara en San Lucas y en la historia Papal para justificar su "idiota" a Gallardón

La defensa del exsocio de Iñaki Urdangarin, Diego Torres, ha presentado un escrito ante el tribunal encargado de juzgar el caso Nóos en el que asevera que, si mientras interrogaba al exalcalde de Madrid y exministro de Jusiticia Alberto Ruiz Gallardón susurró "este es idiota", no cabe colegir de ello "una falta de consideración o respeto", dada la "amplia amalgama de acepciones que ofrece el término".
Así lo pone de manifiesto en las alegaciones que ha presentado a la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Baleares, a las que ha tenido acceso Europa Press, después de que el tribunal le haya abierto un expediente por pronunciar las anteriores palabras mientras interpelaba a Gallardón como testigo durante el juicio del caso Nóos.
Según arguye, San Lucas ya utilizaba la palabra 'idiotes' "para referirse a persona privada, simple oyente, no escuchante", mientras que "a lo largo de la historia Papal numerosos Pontífices se han referido a 'idiota' como a una persona que no atiende, que no escucha".
No obstante, defiende el abogado que en ningún momento se dirigió a Gallardón para llamarle "idiota" sino que se limitó a dar una "opinión particular" en el seno de una "comunicación privada" con su cliente, quien estaba sentado a su lado.
Mediante la apertura del expediente el tribunal analizará si las expresiones vertidas por González Peeters, de las que el letrado de la Administración de Justicia dio constancia el pasado viernes, pudieran haber incurrido en una responsabilidad disciplinaria, prevista en la Ley Orgánica del Poder Judicial.
El interrogatorio por parte del letrado de Torres a Gallardón resultó tenso, llegando incluso a provocar las risas del exministro. La presidenta del tribunal, Samantha Romero, intervino en una de las ocasiones para amonestar a Peeters por su forma de preguntar.
(HABRÁ AMPLIACIÓN)