Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tratado de Comercio UE-EEUU beneficiará a constructoras españolas y pymes de ropa y textil, según el Gobierno

IU teme que empresas norteamericanas invadan el mercado nacional
El Tratado de libre comercio e inversiones que negocian la UE y EEUU beneficiaría, de concluirse con éxito, a empresas españolas, en particular a compañías constructoras, aéreas, de servicios financieros pero también a pymes del sector de la moda y el textil, ha defendido este martes el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo.
El jefe de la diplomacia española ha intervenido en el Pleno del Congreso en respuesta a una interpelación pedida por IU, que teme que las empresas norteamericanas invadan el mercado español como consecuencia de este tratado.
El Tratado situaría a nuestro país "en una nueva realidad donde las empresas españolas no podrán competir con EEUU", ha augurado el diputado de IU José Luis Centella, convencido de que contribuiría solo a "crear empleo barato" y "destruir el empleo estable" que va quedando en Europa.
En su opinión, con este Tratado, Europa se convertirá "en el patio trasero de EEUU" y en ese nuevo equipo que se formaría, los españoles no serían siquiera el "equipo suplente" sino "los que pintan el césped".
Centella ha vaticinado que el Tratado solo beneficiará a las grandes multinacionales y "devorará a las pymes" y ha alertado de la posibilidad de que favorezca que las condiciones laborales europeas se vayan asemejando poco a poco a las estadounidenses, con la consiguiente pérdida de derechos para los trabajadores europeos.
Por eso, ha defendido que el futuro Tratado se someta a la aprobación en referéndum "de los pueblos de Europa".
El ministro en cambio ha hecho una defensa cerrada de los beneficios que traería el aumento del comercio y las inversiones entre Europa y EEUU. Según diversas estimaciones de expertos que ha mencionado, el Tratado reportaría para el conjunto de la UE unos beneficios anuales de 119.000 millones de euros y de 95.000 millones para EEUU.
Una familia europea de 4 miembros vería aumentar sus ingresos en 545 euros y una americana, en 655 euros como consecuencia de la bajada de aranceles, ha añadido.
En opinión del ministro, la conclusión del acuerdo beneficiaría especialmente a pymes españolas del sector de la moda y el textil (debido a la bajada de aranceles), a empresas constructoras (si el Tratado pone fin a medidas proteccionistas en licitaciones públicas en EEUU que perjudican a las compañías extranjeras), pero también a las compañías aéreas y a empresas de servicios financieros.
En su intervención, García-Margallo se ha mostrado convencido de los beneficios de abrir las economías al comercio y la inversión, pues permite "competir mejor". "Aquellos países que más se han abierto a la libre competencia son los que más han crecido y más empleo han creado", ha señalado, por lo que ha defendido el cambio de modelo económico que ha puesto en marcha el Gobierno actual, basado en el peso del sector exterior y la competitividad, frente al modelo "heredado" del "endeudamiento y el ladrillo".
El ministro también ha llamado la atención sobre la coincidencia de las posiciones de Centella en defensa del proteccionismo con la postura del Partido Republicano en EEUU.