Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tribunal Supremo admite a trámite una nueva querella contra Garzón por prevaricación

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón. EFE/Archivotelecinco.es
El Tribunal Supremo ha admitido hoy a trámite otra querella por prevaricación contra el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón por su actuación en el caso de las desapariciones durante la Guerra Civil y el franquismo, interpuesta esta vez por la asociación Libertad e Identidad.
En un auto notificado hoy, la sala de lo penal del Alto Tribunal se declara competente para instruir la causa y acuerda acumular esta querella -presentada el pasado 10 de marzo- a la interpuesta por los mismos hechos por el sindicato ultraderechista Manos Limpias, admitida a trámite el pasado 27 de mayo.
Esta última querella, al igual que la de Manos Limpias, no cuenta con el respaldo de la Fiscalía, que considera que no hay atisbos de prevaricación en ninguna de las resoluciones del magistrado.
El auto ordena que ambas querellas sean tramitadas de forma conjunta por el magistrado Luciano Varela y que las dos asociaciones querellantes estén representadas por un solo letrado.
La Asociación Libertad e Identidad, creada en 2006 y afincada en Málaga, argumenta en su querella que las resoluciones del magistrado de la Audiencia Nacional son "manifiestamente injustas".
Además, alega que Garzón se declaró competente para investigar las desapariciones durante la Guerra Civil y el franquismo sabiendo que no lo era.
La resolución del TS, de la que ha sido ponente el magistrado Joaquín Giménez, concluye que resulta palmario que la actual querella formalizada por Libertad e Identidad "es en todo punto coincidente" con la previamente presentada por Manos Limpias.
Según recuerda, coincide la identidad de la persona querellada, los mismos hechos y la calificación penal que postulan los querellantes, un delito de prevaricación judicial.
"Esta situación de triple identidad de querellado, objeto y calificación jurídica propuesta, lleva a la admisión de la querella, ya que la actual no es sino una reiteración de la anterior, admisión que es por los mismos motivos", concluye.
Respecto a la decisión de que Libertad e Identidad y Manos Limpias actúen bajo la misma representación y defensa señala que la actuación de cada querellante con su propia asistencia letrada provocaría sin duda unas "inútiles reiteraciones, así como una artificial complejidad en la tramitación derivada de la pluralidad de partes que supondría un sacrificio injustificado en el derecho a una rápida respuesta judicial".
En este caso, añade, es patente la convergencia de intereses, entre ellos "que se haga Justicia".
El TS acuerda que Libertad e Identidad debe actuar bajo la misma dirección y representación que la interpuesta por Manos Limpias como primer querellante, "salvo los acuerdos a que puedan llegar ambos querellantes para actuar conjuntamente".
El pasado 17 de junio el TS rechazó el recurso del Baltasar Garzón contra la admisión a trámite de la querella de Manos Limpias, a la que impuso una fianza de 6.000 euros para ejercer la acción popular en la tramitación de la querella.
El auto notificado hoy faculta al instructor de la causa para que acuerde lo procedente sobre la prestación de fianza a Libertad e Identidad.
Por su parte, el juez de la Audiencia Nacional niega en su recurso haber prevaricado al declararse competente en este caso.