Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Turquía espera aún una disculpa de Israel por el ataque a la flotilla de Gaza

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu (d), escucha a un soldado del Ejército israelí (IDF), durante la reunión semanal del gabiente en su oficina en Jerusalén, Israel. EFE/Archivotelecinco.es
A pesar de la negativa del Gobierno de Israel, Turquía aún espera aún una disculpa oficial de ese país por su ataque a la "Flotilla de la Libertad" de Gaza en mayo pasado, que causó la muerte de nueve ciudadanos turcos, dijo hoy el ministro turco de Asuntos Europeos, Egemen Bagis.
En un foro titulado "Turquía en Europa" que se celebra en Estambul, Bagis reiteró la postura oficial de su país de que Israel debe presentar sus disculpas por el ataque contra un barco turco que transportaba ayuda para Gaza.
"Se hallaron 30 balas en los nueve cuerpos de los turcos atacados en el barco", manifestó el ministro, tras subrayar que "Turquía pide una disculpa" por el ataque y reiterar que "el embargo (israelí) de Gaza es ilegal".
"La seguridad de Israel es tan importante como la seguridad de los palestinos. Queremos ver la paz en Oriente Medio, que pasa por la cooperación entre Israel y Palestina", dijo el ministro ante un centenar de industriales y periodistas europeos.
El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, había asegurado ayer que su país no pedirá perdón ni ha estudiado todavía compensar a Turquía por el asalto.
"Israel no puede disculparse porque sus soldados fueran atacados por una turba que casi los mata. Dicho esto, lamentamos la pérdida de vidas humanas", señaló Netanyahu en una entrevista al canal uno de la televisión israelí.
Por otra parte, Bagis confirmó la entrevista secreta el miércoles en Bruselas entre el ministro turco de Asuntos Exteriores, Ahmed Davutoglu, y el ministro israelí de Industria y Comercio, Benjamin Ben-Eliezer, para hablar de las relaciones bilaterales futuras tras el incidente en el barco turco.
La reunión causó malestar en el seno del Gobierno israelí, ya que el ministro israelí de Asuntos Exteriores, Avigdor Liebermann, había sido informado de ella por el primer ministro, Benjamin Netanyahu.
Bagis también despejó los temores de que la política exterior turca se haya desplazado últimamente hacia Oriente en perjuicio de las relaciones con Occidente, después de que Turquía votara junto con Brasil en el Consejo de Seguridad de la ONU contra más sanciones a Irán por su controvertido programa nuclear.
En este sentido, aseguró que la máxima prioridad de Turquía es su adhesión a la Unión Europea (UE), pese al largo camino y los obstáculos que ha hallado este país para la consecución de este objetivo.
"Los prejuicios son el peor obstáculo para el ingreso de Turquía en la UE" dijo el ministro.
Eso si, Bagis advertió de que también existen prejuicios dentro de su propio país por el temor de muchos ciudadanos a tener que renunciar a sus tradiciones y estilo de vida si se convierten en ciudadanos comunitarios.