Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Turquía recuerda que negocia desde los años 60 su entrada en la UE y va cumpliendo criterios

El embajador de Turquía en España, Ömer Önhon, ha recordado este viernes que su país negocia para formar parte de la UE desde los años 60 del siglo pasado, cuando no existían siquiera algunos países que hoy son socios del club comunitario.
"Para Turquía la adhesión a la UE es un objetivo estratégico y un proceso independiente" que ya se estaba siguiendo antes de las conversaciones que ambas partes mantienen para cerrar un acuerdo sobre los refugiados llegados a Europa a través de Turquía, precisa el embajador en una entrevista con Europa Press mientras su primer ministro, Ahmed Davutoglu, negocia con la UE en Bruselas.
"Turquía está cumpliendo los criterios para llegar a ser miembro de la UE. Hasta ahora hacía todo lo posible y nuestra esperanza es que algún día llegaremos a formar parte de la UE como miembro de pleno derecho", afirma.
El diplomático no ha precisado cuántos capítulos de la negociación para la adhesión aspira Turquía a pactar con los europeos como contrapartida por aceptar devoluciones de inmigrantes y refugiados --"nuestra esperanza es que se abran las negociaciones lo antes posible", ha dicho-- pero ha dejado claro que su país espera que "ya se ponga en práctica" la exención de los visados para que los turcos entren en la UE.
LA "EXCUSA" DE CHIPRE
Preguntado por la amenaza de Chipre a vetar la apertura de nuevos capítulos con Turquía, el embajador ha denunciado "el doble rasero" de la UE y ha acusado a Chipre de haber "utilizado la UE para sus propios intereses políticos", al tiempo que ha habido países contrarios a las aspiraciones europeas de Turquía que han usado "la excusa de Chipre" para obstaculizar el proceso de adhesión turco.
Chipre ha estado dividida en dos líneas étnicas desde que una invasión turca en 1974 provocó un breve golpe de Estado de influencia griega. La UE considera que el Gobierno grecochipriota en Nicosia representa la totalidad de la isla, mientras que Ankara reconoce la escisión de una Administración turcochipriota en el norte de la misma.
La división de Chipre despierta continuamente las tensiones entre Grecia y Turquía y supone un obstáculo para la ambición de unirse a la UE que Ankara lleva décadas persiguiendo.
El embajador turco se ha mostrado optimista respecto de las negociaciones abiertas entre grecochipriotas y turcochipriotas, pues se trata en su opinión del proceso más "esperanzador" que ha habido hasta la fecha. "Sinceramente lo que deseamos es que haya un acuerdo y una solución", ha insistido.
Önhon ha cuestionado las dudas de aquellos que temen que el acuerdo sobre los refugiados sirva de "atajo" a Turquía para sus deseos de integración en la UE. "¿Pero qué atajo va a haber?", se ha preguntado, "si las negociaciones reales están llevando décadas". "Es un proceso largo y se está siguiendo, por eso no puede haber ningún atajo", ha añadido.