Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UME adquiere la capacidad operativa para la coordinación de los medios para hacer frente a una emergencia nacional

La Unidad Militar de Emergencias (UME) ha alcanzado ya su capacidad operativa para ejercer la coordinación de todos los medios necesarios para hacer frente a una emergencia declarada de interés nacional, después de que haya concluido con éxito el simulacro de terremoto 'Luñol 14', que tuvo lugar la semana pasada en Valencia.
En concreto, según informa el Estado Mayor de la Defensa, el ejercicio 'Luñol 14' sirvió a la UME para ejercitar la conducción de una emergencia declarada de interés nacional o Nivel III, finalizando así el proceso de preparación y alistamiento que había iniciado meses atrás para alcanzar su plena operatividad.
El proceso de evaluación operativa del puesto de mando desplegable de la UME comenzó el pasado enero y ha culminado con la observación y análisis del simulacro, en el que la UME asumió la conducción de la coordinación de todos los medios de los servicios de emergencias, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de las Fuerzas Armadas involucrados en el ejercicio.
Desde su creación en octubre de 2005, la UME ha ido adquiriendo capacidades y competencias para actuar frente a los efectos asociados a riesgos sísmicos, incendios forestales, inundaciones, riesgos químicos y volcánicos. El resultado ha sido la consecución de la plena capacidad operativa para conducir una emergencia de interés nacional (Nivel III) el pasado 3 de abril.