Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UPyD ve al Congreso 'acomplejado' ante los nacionalistas al no presentar alegaciones ante el TC

La portavoz nacional de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, ha censurado que el Congreso vaya a personarse en los recursos del Gobierno ante el Tribunal Constitucional contra la consulta soberanista, pero no vaya presentar alegaciones, una actitud que, a su juicio, evidencia su "enorme complejo" ante los nacionalistas.
Díez ha comparecido en rueda de prensa para lamentar que la Junta de Portavoces haya rechazado este martes su petición de que la Cámara Baja se implicara activamente en los recursos ante el Alto Tribunal al entender que el Parlamento represente a la soberanía nacional contra la que atenta la consulta catalana.
Según adelantó ya la semana pasada por el propio presidente de la institución, Jesús Posada, el Congreso se personará para ponerse a a disposición del Tribunal Constitucional por si necesitara algún documento pero no presentará alegaciones, dejando la iniciativa al Poder Ejecutivo.
EN DEFENSA DEL INTERÉS GENERAL
Y es que, según explicó Posada, la Cámara Baja sólo participa activamente en los recursos de inconstitucionalidad cuando se pone en cuestión la tramitación parlamentaria de una ley, esto es, según palabras de la líder magenta, cuando se defiende de "actos propios".
En este punto, Díez ha insistido en que es necesario que el Congreso presente alegaciones, ya no sólo para actuar en pro de la soberanía nacional, sino para defender la posición que sobre el referéndum catalán ha manifestado el Congreso hasta en cuatro ocasiones.
Según ha destacado, lo hizo en 2012 respecto de una proposición no de ley sobre la transferencia a la Generalitat de Cataluña de la facultad para convocar consultas populares, que fue rechazada, o sobre una moción de 2013 sobre los propósitos del Gobierno en relación con el derecho a decidir, que en este caso salió adelante.
También se pronunció en relación con una proposición de ley para delegar a la Generalitat catalana la competencia de convocar el referéndum sobre el futuro político de Cataluña, que se rechazó, y con la moción para garantizar el cumplimiento de la legalidad quebrantada por Artur Mas, que se aprobó.
ES "UNA ENORME IRRESPONSABILIDAD"
Por tanto, la portavoz de los magenta ha remarcado que el Congreso tiene "la obligación", "si quiere ser coherente y responsable", de presentar alegaciones ante el Constitucional "en defensa del interés general, de la soberanía nacional y de sus propios actos", como sí que ha hecho el Parlament.
Y es que, en su opinión, resulta de "enorme irresponsabilidad" no hacerlo y demuestra el "tremendo, lamentable y peligro complejo" del Congreso ante los nacionalistas, quienes este martes han defendido en la Junta de Portavoces para justificar el rechazo a la idea de UPyD que la Cámara debe "proteger la pluralidad" y "no meterse en líos".