Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UPyD cree que el goteo de casos de corrupción hace "estrictamente urgente" aprobar reformas para acabar con esta lacra

La portavoz nacional de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, considera que el goteo continuo de casos de corrupción política hace "estrictamente necesario" aprobar reformas para prevenir, perseguir, condenar y acabar con este tipo de prácticas.
Así ha respondido Díez en declaraciones a los periodistas antes de la reunión de la Junta de Portavoces en el Congreso al ser preguntada por un informe de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) de la Policía que vincula las donaciones al PP con campañas electorales.
La líder magenta considera que las novedades sobre el 'caso Bárcenas' y las instrucciones judiciales que sobre otros casos de corrupción política se abren, y que se suman a las ya abiertas, debería llevar a "todos" a trabajar "con más intensidad y rigor" para buscar soluciones frente a esta lacra.
ES UN ESCÁNDALO
Y es que, a su juicio, es un "escándalo" que casos como el del Ayuntamiento de Orense, el de los fondos de formación en Andalucía, el 'caso Aneri' en la Comunidad de Madrid o la 'caja B' de Bárcenas se estén produciendo en España "y que parezca que no pasa nada".
De ahí que haya insistido en la necesidad de "cambiar las cosas" y conseguir, entre otros objetivos, que los partidos afectados por corrupción no sólo se sienten a hablar para atajar este tipo de prácticas, sino que dejen de mantener en las instituciones a sus protagonistas.
Precisamente la Comisión Constitucional del Congreso acogerá este miércoles las primeras comparecencias de expertos que trasladarán a los diputados su visión sobre la corrupción en España y las medidas que consideran adecuadas para mejorar la lucha contra esta lacra y para avanzar en la regeneración democrática. Entre los primeros comparecientes están el fiscal general del Estado, Eduardo Torres Dulce, y el presidente del Tribunal de Cuentas, Ramón Álvarez de Miranda.