Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UPyD se personará como acusación contra UGT-A después de que la Fiscalía haya remitido su denuncia a los juzgados

El portavoz regional de UPyD en Andalucía, Martín de la Herrán, ha indicado que su formación se personará como acusación en la causa abierta contra UGT-A, después de que la Fiscalía haya archivado las diligencias por la denuncia presentada y la haya remitido a los juzgados que ya investigan estos mismos hechos tras las sucesivas denuncias de Manos Limpias.
Como se recordará, UPyD presentó el pasado martes en la Fiscalía una denuncia contra el actual secretario general de UGT-A, Francisco Fernández, y su antecesor en el cargo, Manuel Pastrana, por supuestos delitos de malversación de caudales públicos, falsedad documental y fraude en las subvenciones concedidas por la Junta de Andalucía.
En la denuncia, que también iba dirigida contra la secretaria de Administración de UGT Sevilla, Pilar Orellana, y el vicesecretario general de Administración de UGT-A, Federico Fresneda, UPyD solicitaba que se investigara si la Junta "podría haber incurrido en responsabilidad penal por negligencia u omisión en el debido control de los fondos públicos y su destino por parte del funcionario público correspondiente".
En declaraciones a Europa Press, De la Herrán ha explicado que en la denuncia que UPyD presentó se pedía a la Fiscalía que si ya se había abierto una investigación judicial y eran los mismos los hechos que se denunciaban, se remitiera la denuncia al juzgado correspondiente. "De este modo, cuando nuestra denuncie llegue al juzgado, podremos personarnos en forma de acusación", ha señalado.
Así, tras apuntar que se ha dado "un paso más" en las diligencias abiertas en este caso, el líder de UPyD en Andalucía ha mostrado su satisfacción por la "rapidez" con la que la Justicia está actuando en este caso, "por lo que no podemos más que alegrarnos". En su opinión, está siendo "eficaz" esta primera etapa de las diligencias.
DECRETO DE ARCHIVO
En el decreto de archivo, al que ha tenido acceso Europa Press, la fiscal jefe de Sevilla, María José Segarra, explica que, "al margen de la decisión judicial sobre si finalmente se sigue o no un procedimiento judicial único sobre las distintas denuncias, si se llega a identificar similitud en el 'modus operandi' y en cuanto a personas responsables que aconsejen la investigación unificada por razón de conexidad o por tratarse en su caso de delito continuado, consta la existencia de procedimiento judicial sobre todos los hechos denunciados".
Al hilo de ello, añade que la denuncia presentada por UPyD "recoge los hechos ya denunciados" por Manos Limpias y que "son objeto de diversos procedimientos judiciales", por lo que "por imperativo legal corresponde archivar las presentes diligencias remitiendo a cada uno de los juzgados" identificados --Instrucción 4, 9, y 19-- una copia del archivo y de la denuncia de UPyD.
"Y ello al margen de que la presente denuncia plantee además la posible responsabilidad penal de la Administración autonómica competente por su falta de vigilancia sobre el destino de los fondos públicos y por la ausencia de denuncia de tales hechos", pues "tal investigación sólo procederá tras la investigación de la relevancia penal de los hechos inicialmente denunciados, por lo que no cabe tramitar nuevas diligencias de investigación" por parte de la Fiscalía.
En su escrito, la fiscal jefe recuerda que, según la Ley de Enjuiciamiento Criminal, el fiscal "cesará en sus diligencias tan pronto tenga conocimiento de la existencia de un procedimiento judicial por los mismos hechos", añadiendo que por parte del Ministerio Público "se ha comprobado" que Manos Limpias ha presentado sendas denuncias los días 13, 20, 23 y 27 de agosto y el 4 de septiembre de 2013 ante los respectivos juzgados de guardia de incidencias, que dieron lugar a distintas diligencias judiciales.