Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UPyD propone estudiar la inclusión de un delito de "administración desleal"

El programa electoral de UPyD para las próximas elecciones propone estudiar la inclusión en el Código Penal de un nuevo delito de "administración desleal de autoridades y cargos públicos", algo de lo que, según han opinado, creen que el Pacte fue un "ejemplo".

El candidato del partido por Baleares al Congreso, Juan Luis Calbarro, ha explicado que este nuevo delito afectaría a quienes, en el ejercicio de sus funciones públicas, causen un perjuicio económicamente evaluable a los ciudadanos, bien por la infracción de las normas que regulan el ejercicio de su actividad, o por la adopción de decisiones susceptibles de haberse evitado "con la diligencia mínima exigible a su cargo".
Según ha señalado Calbarro en un comunicado, en Baleares, al dotarse de "una legislación que combata el actual grado de irresponsabilidad de los políticos, es necesaria una investigación, a la luz de la normativa vigente, que relacione el dinero que el PSOE y los nacionalistas adjudicaron a servicios sin partida presupuestaria con las cantidades finalistas no ejecutadas. No se podría hablar de caja única, sino de un uso fraudulento de los fondos públicos, si se decidió no gastar partidas para los fines a los que estaban destinados y, en cambio, gastarlas en servicios no presupuestados".
"A la hora de hacer mis juicios excluyo la posibilidad -que ya se comenta en diversos ámbitos de las administraciones públicas- de que los partidos del Pacte, en vísperas del previsible cambio de gobierno, siguieran una estrategia de tierra quemada: dejar la caja vacía y deudas incontables a sus sucesores para que éstos no pudiesen levantar cabeza y así facilitarse la futura labor de oposición. Entonces ya no hablaríamos de deslealtad, sino de prevaricación", ha manifestado Calbarro.
Además, ha criticado que el anterior Govern decidiese "sistemáticamente" no dedicar las transferencias económicas del Gobierno central y de la Unión Europa a los fines para los que fueron transferidos y, por ello, ha exigido una investigación.
Calbarro ha detallado los "más de 100 millones de euros transferidos para el Convenio de Carreteras, 20 millones para el Palacio de Congresos, 10 millones para el Consorcio de Playa de Palma, 9 millones para Políticas de Desempleo, 5 millones para el Parc Bit de Alaior, y más casos que probablemente terminen saliendo a la luz".
Según el portavoz de UPyD Baleares, "tal fue la voracidad improductiva del Pacte que hasta subvenciones menores, como las transferidas por el Ministerio a la Conselleria de Educación para financiar los proyectos 'Rutas literarias', 'Escuelas Viajeras' y 'Fira de la Ciència', no han sido aún pagadas a los centros de enseñanza ni a los padres de alumnos.
"Según los responsables del Pacte, el dinero entraba en una caja única y salía de ella hacia lo que se consideraba más oportuno. ¿Acaso no era oportuno hacer las carreteras para las que se habían pedido 104 millones? ¿No era oportuno invertir en Playa de Palma los 10 millones de euros adjudicados a tal fin? ¿Era oportuno que los padres o los centros de enseñanza pagaran, sin estar obligados, las "Rutas literarias"? Es casi inevitable pensar mal. O fueron unos incompetentes, por despreciar inversiones productivas en favor de otras no productivas, contribuyendo a la ruina de la comunidad autónoma, o actuaron de mala fe".