Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UPyD se querella contra Mas al que acusa de tener medio millón de euros en Liechtenstein mientras era conseller

La formación, presenta dos escritos ante los jueces Pedraz y Ruz, que incluyen también a Jordi Pujol y todos sus hijos
Unión, Progreso y Democracia (UPyD) ha presentado este jueves una querella ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz contra el presidente de la Generalitat, Artur Mas, al que acusa de tener un depósito de medio millón de euros ingresado en un banco de Liechtenstein, en el periodo de 1997 a 2002, mientras desempeñaba el cargo de conseller de Economía.
Según explica la formación en su escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, Mas figuraba como "beneficiario" de una cuenta opaca a nombre de su padre, Artur Mas Barnet, abierta durante 24 años en el banco LGT de Liechtenstein. Recibió 500.000 euros "precisamente cuando fue conseller de Economía de la Generalitat y con alta responsabilidad en la adjudicación de contratos públicos", dice el partido.
La querella se dirige también contra el expresidente catalán Jordi Pujol y sus hijos Jordi, Marta, Josep, Pere, Oriol, Mireia y Oleguer. Incluye, además, a la mujer de Pujol Ferrusola, Mercé Gironés, y los empresarios catalanes Carles Sumarroca Coixet, Carles Sumarroca Claverol y Jordi Sumarroca Claverol.
Asegura que los hechos que imputa a todos ellos pueden ser constitutivos de varios delitos contra la Hacienda Pública, cohecho, prevaricación, falsedad en documento público, malversación, omisión de perseguir delitos, tráfico de influencias y blanqueo de capitales La formación magenta, que pide al magistrado que tome declaración a Mas y al resto de querellados, se apoya en informaciones publicadas en prensa que apuntan a que el presidente catalán podría haber compartido con los Pujol cuentas en Liechtenstein.
En el texto de la querella se indica también que ha tenido conocimiento a través de los medios de comunicación de que el Principado de Liechtenstein ha enviado una nota a las autoridades españolas en la que apunta la posible implicación de Artur Mas "en las actividades ilegales de la familia Pujol".
La nota, remitida por la Unidad de Inteligencia Financiera del Principado fue recibida en España a principios de septiembre y en ella el Principado advierte de que "a través de fuentes públicas" ha sabido que Mas podría estar relacionado con "actividades ilegales" de los Pujol a través de la sociedad Brantridge Establishment, creada en 2005 y disuelta en marzo de 2014.
UPyD hace, además, referencia a una entrevista concedida por Mas a TV3 en la que aseguró que "siempre" se ha comportado de una manera "correcta". "Puedo haber tenido algún fallo alguna vez, como todos", agregó.
La querella, presentada en la Audiencia Nacional por el responsable de Regeneración Democrática, Andrés Herzog, el portavoz en Cataluña, Ramón de Veciana, y el responsable de Instituciones, Ramón Marcos, recuerda que Pujol Soley hizo público el pasado verano que tenía cuentas bancarias opacas con importes multimillonarios en el extranjero, en concreto, en el Principado de Andorra.
Añade que durante 23 años de gobierno autonómico el expresidente de la Generalitat tuvo "plena competencia en la adjudicación de contratos y concesiones públicas por importes multimillonarios".
Asimismo, recuerda también que Artur Mas tuvo la responsabilidad de las carteras de Consejero de Política Territorial y Obras Públicas de la Generalitat de Cataluña de junio de 1995 a julio de 1997, de Consejero de Política Territorial y Obras Públicas de la Generalitat de Cataluña de junio de 1995 a julio de 1997 y Conseller en Cap o Consejero primero de enero de 2001 a diciembre de 2003. .
ENTRAMADO FAMILIAR
En opinión de UPyD, los sucesivos indicios "dejan entrever la existencia de un entramado familiar que aparentemente ha funcionado como un todo, sin fisuras, para beneficiar económicamente a la familia y a su círculo de amigos" y solicita al magistrado que investigue hasta medio centenar de empresas vinculadas con la familia.
Durante décadas --asegura-- la familia Pujol ha explotado entidades mercantiles concesionarias en muchos casos de adjudicaciones públicas, dentro y fuera de Cataluña y relacionadas con tramas de corrupción política.
La formación pide a Pedraz que cite a declarar como testigos a otras cinco personas, entre ellas, el antiguo líder de Esquerra Republicana de Catalunya Josep Lluís Carod Rovira.
SEGUNDA QUERELLA
Además, UPyD ha presentado una segunda querella, en este caso ante el juez Pablo Ruz, contra el hijo mayor de los Pujol, Jordi Pujol Ferrusola y sus hermanos.
La formación solicita al magistrado el ingreso en prisión del hijo mayor de los Pujol y la retirada de su pasaporte. Advierte que tanto él como sus hermanos, son personas de "altísimo nivel económico" y que existe "un innegable riesgo de fuga" ya que su capacidad para abstraerse a la acción de la justicia es "de grado máximo al tratarse de sujetos con un poder adquisitivo multimillonario".
La segunda querella relaciona a Pujol Ferrusola y sus hermanos con la comisión de delitos como delitos contra la Hacienda Pública, tráfico de influencias, blanqueo de capitales, cohecho, malversación de caudales públicos, prevaricación, falsedad en documento y de un delito de omisión de perseguir delitos.
Coloca al primogénito de los Pujol "como el encargado de ocultar el patrimonio familiar de origen ilícito y consta como titular real de las sociedades que se han utilizado para vehicular los fondos ilícitos hacia el extranjero".
El juez de la Audiencia Nacional Santiago admitió ayer parcialmente a trámite una querella presentada por Podemos y Guanyem Barcelona e investigará a Oleguer Pujol por la compra de un hotel en Canarias, por valor de 8 millones de euros, presuntamente abonada con fondos procedentes del paraíso fiscal de las Islas Vírgenes. Su compañero Pablo Ruz investiga por su parte la actividad de las empresas vinculadas a su hermano Jordi.