Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Udef registra sedes de Bomberos de la Generalitat por presuntas irregularidades contractuales

Parte de una investigación de un juzgado de Sagunto, que afecta al exdelegado del Gobierno en Valencia, Serafín Castellano
La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) registra desde la mañana de este miércoles las sedes de los Bomberos de la Generalitat en Sabadell, Sant Boi de Llobregat y Cerdanyola del Vallès (Barcelona) por presuntas irregularidades en la gestión de contratos, han informado a Europa Press fuentes de la Policía Nacional, sobre esta investigación que está bajo secreto de sumario.
La Policía Nacional investiga una denuncia por presuntos sobornos para la contratación fraudulenta de la empresa Avialsa, del ámbito de la aeronáutica, y que tiene sede en la Comunidad Valenciana.
Avialsa ha tenido aviones contratados para tareas de vigilancia y extinción de incendios forestales y para operaciones de salvamento por el Ministerio de Medio Ambiente, la Generalitat de Cataluña, la Generalitat Valenciana, la Xunta de Galicia y el Gobierno de la Rioja, entre otros, para diferentes campañas desde 1995 hasta la actualidad, según recoge la empresa en su página web.
Estas actuaciones forman parte de la operación coordinada por el Juzgado de Instrucción número 2 de Sagunto (Valencia), y dentro de la que este mismo miércoles la Policía ha practicado nuevas detenciones y registros en Valencia y en otras provincias españolas, según ha podido saber Europa Press.
Esta causa afecta al exconseller de Gobernación y Justicia y exdelegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Serafín Castellano, por presuntos favores a la empresa Avialsa, con cuyo presidente coincidió en cacerías, y a la que se le adjudicó contratos para la extinción de incendios.
A finales de mayo de 2015, la Policía detuvo a Castellano, cuando ocupaba el cargo de delegado del Gobierno, en una operación coordinada por la Fiscalía Anticorrupción de Valencia; la jornada se saldó con otros nueve arrestados más, entre ellos, el empresario Vicente Huerta, propietario de Avialsa.
DENUNCIA DEL EXGERENTE
La Fiscalía abrió esta investigación a raíz de una denuncia interpuesta por el exgerente de Avialsa Francisco Alandí en la que se aludía a supuestos regalos efectuados por Huerta a Castellano relacionados con cacerías de patos y perdices; y, por otro, a gestiones del exconseller para favorecer al directivo.
Esta causa dio lugar a la apertura de una investigación también por diferentes actuaciones urbanísticas y otros contratos más allá de Avialsa que se extenderían a todo el territorio nacional y otras empresas del sector.
Estas últimas pesquisas son las que han provocado las nuevas detenciones y registros realizados este miércoles, 13 de enero; junto a esta pieza, el mismo juzgado de Valencia investiga una querella interpuesta por Avialsa contra Francisco Alandí por estafa.