Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Urkullu pide a Gobierno vasco que no eche al PNV "el fardo" de la responsabilidad de no convocar concentraciones

PNV dice que ha contactado con el diputado general de Guipúzcoa y que Garitano "ha dicho no" a un acto para celebrar el fin de la violencia
El presidente del EBB del PNV, Iñigo Urkullu, ha pedido a los responsables del Gobierno vasco que "no echen el fardo al PNV" responsabilizando a la formación jeltzale de que no se convoquen concentraciones para celebrar el cese de la violencia anunciado por ETA y ha apostado por una convocatoria "lo más plural y unitaria posible de todas las sensibilidades ideológicas" de Euskadi.
En una comparecencia pública en Sabin Etxea en Bilbao, Urkullu se ha referido, de esta forma, a las declaraciones del consejero de Interior, Rodolfo Ares, anunciando que, finalmente, no se celebrarán las concentraciones silenciosas ante los ayuntamientos con las que el lehendakari, Patxi López, pretendían convocar a la ciudadanía vasca para que pudiera "expresar su alegría por el fin de ETA", debido a la "falta de consenso y acuerdo" que se ha dado tras la decisión del PNV de no participar ante la negativa de Bildu de estar presente como coalición.
Urkullu ha asegurado que, como PNV, no tienen "ningún problema con un acto de salutación al nuevo tiempo" y, en ese sentido, ha recordado que fue él mismo quien "personalmente en una entrevista pública" se expresó en este sentido.
No obstante, ha considerado que "un acto de esta naturaleza tendría que concitar el apoyo mayoritario de los convocantes y tendría que ser un acto lo más unitario, abierto y plural posible". En ese sentido, ha opinado que "mal estamos haciendo las cosas, si bien desde afanes de protagonismo personal o de intentar enredar en el terreno de los demás, estamos provocando un acto que tenga menor apoyo que los que han tenido en el pasado actos de signo bien distinto y afortunadamente ya superados, como son los actos de protesta".
El dirigente jeltzale ha insistido en que "un acto de salutación al nuevo tiempo merece la pena" y ha reiterado que el PNV "está dispuesto a ir, pero siempre desde esa consideración de que debería ser un acto lo más unitario, plural y abierto posible, con más adhesiones a la convocatoria que las que hasta ahora sabemos que había concitado el esfuerzo de representantes del Gobierno vasco".
Por ello, ha pedido a los responsables del Gobierno vasco que "no echen el fardo al PNV, engañando o pretendiendo engañar al PNV diciendo que otros terceros han mostrado su apoyo o su mirada hacia otro lado, cuando la realidad es otra bien diferente".
Para el PNV, ha dicho, "es necesario que la sociedad vasca tenga un ámbito de expresión de saludar al nuevo tiempo y de trabajar también por un tiempo de paz y de libertad", pero ha defendido que se pueda hacer "en base a la convocatoria lo más plural y unitaria posible de todas las sensibilidades ideológicas de la Comunidad Autónoma Vasca, y eso no es lo que se estaba consiguiendo por parte del Gobierno vasco".
"No creo que vayamos a ningún sitio con una convocatoria solamente apoyada por el PSE, PP, UPyD, CC.OO., UGT y PNV, sino que creemos que hacen falta otros en esa convocatoria", ha concluido.
Por otro lado, fuentes del PNV ha confirmado que la formación jeltzale ha contactado "directamente" con el diputado general de Gipuzkoa, Martín Garitano, para proponerle que fueran las tres diputaciones las que convocarán actos para celebrar el fin de la violencia de ETA y que Garitano "ha dicho que no".