Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Urkullu ve necesario un impulso político y un giro en las políticas de la UE para caminar a una "Europa social"

Defiende una "refundación del Estado español", un nuevo pacto político de convivencia en el marco de un estado plurinacional
El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha considerado necesario un nuevo impulso político y un giro en parte de las políticas actuales de la Unión Europa, que permitan caminar hacia "la Europa social" en la que se inspiraron sus fundadores.
El presidente vasco ha asistido este domingo a una recepción al cuerpo diplomático de los Estados miembros de la Unión Europea en Madrid, que ha tenido lugar en el Palacio Miramar de San Sebastián. Al encuentro han acudido representantes de 20 países europeos encabezados por el embajador de los Países Bajos, Matthijs van Bonzel, en el marco de la presidencia rotatoria de su país de la Unión Europea.
Junto a ellos han estado presentes los consejeros y consejeras del Gobierno vasco, así como la secretaria general de Acción Exterior, Marian Elorza, el director de Asuntos Europeos, Mikel Anton, y los alcaldes de las tres capitales vascas, entre otros.
El lehendakari no ha ocultado su preocupación por el "largo y sostenido declinar" al que se enfrenta la Unión Europea, especialmente en el último año, en el que a la crisis del euro se ha sumado situación de "crudeza" que padecen las personas refugiadas.
Por ello, a juicio del lehendakari, la UE necesita "un nuevo impulso político" que relance su liderazgo y que le permita caminar hacia una Europa "centrada en las personas, con alma, integrada y unida en la diversidad"; en definitiva, la "Europa social" en la que se inspiraron los padres fundadores. "No les voy a negar que nos gustaría un giro en parte de las políticas actuales de la Unión Europea", ha añadido.
Del mismo modo, ha trasladado al cuerpo de embajadores su preocupación por el desempleo juvenil, cuya solución no pasa únicamente por el crecimiento económico que ha comenzado a experimentarse, según ha dicho Urkullu, quien además, se ha mostrado crítico con las políticas de austeridad establecidas desde el Banco Central Europeo.
SITUACIÓN EN EL ESTADO
La inestabilidad que atraviesa Europa no ha sido el único aspecto que ha abordado el lehendakari en su intervención, también la que atraviesa el Estado español con una "crisis política, institucional y territorial" que se ve agravada por la "falta de capacidad" entre los partidos políticos de llegar a acuerdos.
En este sentido, ha considerado necesaria una "refundación en profundidad del Estado", un nuevo pacto político de convivencia en el marco de un Estado plurinacional.
La de este domingo es la tercera reunión de trabajo del lehendakari con este grupo diplomático europeo: la primera fue en enero de 2013 y la segunda en junio de 2014, ambas en Madrid.
El cuerpo diplomático que visita Euskadi está formado por representantes de Países Bajos, Estonia, Alemania, Luxemburgo, Bélgica, Reino Unido, Irlanda, Chipre, Eslovaquia, Letonia, Malta, Dinamarca, Austria, Italia, Francia, Rumanía, Suecia, Eslovenia, Finlandia y Polonia.