Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Urquijo pedirá al TSJPV que haga cumplir a Guipúzcoa el fallo del TS y coloque la bandera española en la balconada

Solicitará que aperciba a Garitano de que, si no cumple, incurre en un posible delito de desobediencia y prevaricación
El delegado de Gobierno central en el País Vasco, Carlos Urquijo, ha afirmado que pedirá al TSJPV que haga cumplir la sentencia del Tribunal Supremo que obliga a la Diputación de Guipúzcoa a colocar la bandera de España en un lugar "visible y de honor" y que aperciba al diputado general, Martín Garitano, de que, si no la cumple, estará cometiendo un posible delito de desobediencia y de prevaricación.
En declaraciones a Europa Press, Urquijo se ha referido, de esta manera, a la decisión del Tribunal Supremo que ha ordenado a la institución foral que retire la bandera del espacio "recóndito" al que ha sido relegada y se coloque en un lugar "visible y de honor".
El delegado del Gobierno ha destacado que es un fallo "tremendamente novedoso" porque es el segundo pronunciamiento del Tribunal Supremo, en materia de ejecución de sentencia, en relación con las banderas, ya que el primero caso fue con motivo de la placa que colocó el exdiputado general de Guipúzcoa, Markel Olano, tras las sentencia que les obligaba a colocar la bandera española en la institución foral.
Además, ha recordado que planteó un incidente de ejecución de sentencia porque consideraba que el lugar donde se había colocado la bandera en la Diputación de Guipúzcoa no era el adecuado y el que establece la ley que tiene que ser "un lugar de honor".
Carlos Urquijo ha adelantado que, cuando tenga la comunicación oficial de la resolución del TS, que debe devolver la documentación al TSJPV, pedirá al juzgado que haga cumplir la sentencia y que la bandera se coloque en la balconada principal.
También le solicitará que aperciba al diputado general de Guipúzcoa de que, si no la cumple, estará cometiendo un posible delito de desobediencia y de prevaricación, que, según ha recordado, está penado con la inhabilitación para el ejercicio de cargo público.
El delegado del Gobierno ha manifestado que, con la tarea de "supervisión y control" de la Delegación, que "a algunos parece gustarles tan poco", lo que se está haciendo es "prestigiar" el Estado de Derecho y hacer que "se respeten las resoluciones de los tribunales evitando la burla que en muchos municipios, por desgracia, todavía se sigue haciendo de los símbolos constitucionales".
Asimismo, también se ha referido a aquellos municipios que están cumpliendo la ley en materia de banderas pero lo hacen "de manera irregular", pero tratando de "insistir en ese desafío al Estado". "SIN CANSARSE"
Urquijo ha asegurado que "no les van a cansar en la defensa del respeto a la ley y los símbolos del Estado", aunque insistan "en ese comportamiento irregular, esa provocación y burla", que supone colocar la enseña estatal "rodeada de banderas de otros países", en la parte trasera de los consistorios, o banderas con un tamaño "ridículo".
"Aunque insistan en el desafío, nosotros, con la misma tranquilidad, tenemos mucha calma y, como la ley está de nuestra mano, no nos vamos a cansar de exigir el cumplimiento de la Ley y de las resoluciones de los tribunales. No vamos a tolerar que se produzca ninguna burla ni por acción ni por omisión", ha agregado.
Por ello, ha afirmado que, si ellos son "perseverantes en el desafío", también la Delegación lo será "en el cumplimiento de la Ley". "Si insisten en incumplir esas resoluciones, incluso las del Tribunal Supremo, también hay otros mecanismos", ha añadido.