Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Uxue Barkos pide "responsabilidad" para alcanzar un acuerdo programático como el del Gobierno foral

Avisa al próximo Gobierno de que prescindir del concierto económico foral sería "romper" un acuerdo
La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxea Barkos, ha pedido a las fuerzas políticas representadas en el Parlamento "altura de miras, responsabilidad y generosidad" para alcanzar un acuerdo "programático" y ha puesto de ejemplo el logrado por su Ejecutivo Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra.
Así se ha pronunciado en un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum en Madrid, en el que ha dicho que hay que evitar nuevas elecciones generales pese a que es el escenario que, a su juicio, está más cercano.
Barkos ha rechazado los "esquemas de hace cuatro años" asegurando que el momento actual es "una segunda transición", algo a lo que, a su juicio, "hay que perder el miedo".
Aunque para la presidenta navarra los modelos de Gobierno navarro y central "no son trasladables", sí cree que "el esfuerzo" y la "generosidad" hecho por parte de las formaciones políticas es "perfectamente trasladable al conjunto político".
Barkos, que ha hecho hincapié en la "incapacidad" del PP para llegar acuerdos, cree hay que afrontar esta situación con "sensatez" y, para ello, sostiene que el primer paso es "vivir con normalidad la diferencia política".
EJEMPLO DEL EJECUTIVO FORAL
En este sentido, ha hecho hincapié en la "pluralidad" del actual Parlamento de Navarra pero ha subrayado que, de cara a formar el Gobierno, las "diferencias" entre los partidos finalmente fueron "tasadas".
"Era la primera vez que logramos un consenso tan profundo a la hora de defender un programa y un modelo de Gobierno", ha dicho, destacando que el Ejecutivo regional no pretende ser solo "un paréntesis de cuatro años".
La presidenta navarra, que ha recordado su aspiración a incluir al PSOE en dicho pacto programático, ha apuntado que en ese acuerdo se aunaron las objetivos de todos los firmantes que eran "la suficiencia financiera y la seguridad jurídica".
En esta línea, ha puesto énfasis en la reforma fiscal que salió adelante para, entre otras cosas, "fortalecer" los servicios públicos de los ciudadanos. Asimismo, respecto a los presupuestos de Navarra para 2016, ha precisado que "son los primeros que ven la luz desde 2011".
Barkos ha insistido en que su Gobierno va a "poner el acento" en las áreas sociales, como la educación y la sanidad, así como en las políticas para crear empleo de calidad. En esta línea, ha recalcado la renta de inclusión social que ha puesto en marcha su Ejecutivo y ha dicho que es necesario reforzar el papel del tejido industrial.
Para la presidenta navarra, que cree que en su comunidad se han dado "demasiados años de improvisación", es necesario posicionar a Navarra en el plano internacional y reforzar su presencia e imagen en las instituciones europeas.
"ATAQUES" AL CONVENIO ECONÓMICO
En su opinión, precisamente en el ámbito internacional deben mostrar el autogobierno de Navarra. Sobre este asunto, ha denunciado la "limitación importante" que se ha dado en competencias "exclusivas" de Navarra con la presentación de recursos a 17 leyes forales por parte del Estado.
Asimismo, respecto al convenio económico para Navarra, ha asegurado que "sufre ataques" continuamente "faltos de rigor". En su opinión, todo el que tacha el concierto de "privilegio" denota "claro desconocimiento".
"Navarra contribuye y lo hace modo responsable al Estado" , ha declarado, puntualizado que, pese a la crisis económica, la aportación de la comunidad foral "ha sido creciente".
En esta línea, ha avisado al próximo Ejecutivo que se conforme en España que se encontrará con un Ejecutivo "implicado" en la defensa de los derechos históricos y de su autogobierno. De hecho, ha dicho que prescindir de su especificidad económica sería una "ruptura" de un acuerdo.