Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Valderas acusa al Gobierno de llevar a Andalucía a una situación "endemoniada" al querer reducir su endeudamiento

El vicepresidente del Gobierno andaluz y coordinador general de IULV-CA, Diego Valderas, ha acusado al Gobierno de la Nación de llevar a la comunidad autónoma andaluza a una situación "endemoniada", fruto de la reducción del límite de endeudamiento que se fijó en el último Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) y que obligaría a la comunidad a reducir 2.700 millones de los Presupuestos de 2013.
En una entrevista concedida a la Cadena Ser, recogida por Europa Press, Valderas ha asegurado que el Ejecutivo central está "acorralando y asfixiando" a Andalucía desde "el primer minuto de juego", concretamente, desde el día después de la celebración de las elecciones autonómicas, como consecuencia de "no haber aceptado" el resultado obtenido, que impedía al PP gobernar en la Comunidad y hacía posible un gobierno de izquierdas.
En relación a la negociación emprendida con el Gobierno sobre el límite de endeudamiento, Valderas ha dicho esperar que el Ejecutivo central dé marcha atrás porque la petición de la Junta es "completamente racional", por ser una de las comunidades menos endeudadas. "En Andalucía tenemos que plantarnos y el Gobierno tiene que saber que no estamos dispuestos a recortar en educación y sanidad", ha añadido.
Preguntado sobre si cree que Andalucía podría solicitar "un rescate" por parte del Gobierno de la Nación, Valderas ha apuntado que la Comunidad puede "aguantar" por el momento sin solicitar dicha ayuda, tal y como han hecho otras regiones, pero que el caso de que tuviera que hacerlo, espera que las condiciones no fueran "leoninas".
Valderas, que también ha hecho un balance de los primeros cien días del Gobierno andaluz, ha asegurado que ha sido una etapa "muy intensa y complicada", en la que ha habido que "combatir" la "deslealtad institucional casi continuada", a través de determinados elementos políticos y con un nivel de confrontación "que quizá no hubiera sido el deseable".
Tras asegurar que el Gobierno andaluz va a seguir su hoja de ruta marcada por el acuerdo programático firmado entre PSOE-A e IULV-CA, que tiene como prioridad el empleo y la lucha contra la pobreza, Valderas ha apuntado que IULV-CA sabía que su entrada en el Gobierno iba a suponer "entrar en el ruedo a torear un toro muy difícil". "Y nos hemos encontrado la ganadería entera de Vitorino", ha añadido.
DESCARTA UN EXPEDIENTE SANCIONADOR A GORDILLO
De otro lado, preguntado sobre el asalto a varios supermercados llevado a cabo por miembros del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), entre los que se encontraba el diputado de IULV-CA Juan Manuel Sánchez Gordillo, Valderas ha apuntado que la federación de izquierdas tiene "poco que decir" sobre este asunto por tratarse de una acción llevada a cabo por un sindicato "autónomo y soberano, que marca sus propias estrategias".
No obstante, ha apuntado que IULV-CA no comparte las formas aunque sí el fondo, que supone generar un debate sobre pobreza y riqueza. Sobre la posibilidad de que la federación de izquierdas abriera un expediente a Sánchez Gordillo, Valderas ha dicho que la organización que lidera no se ha planteado esta posibilidad.
Finalmente y en relación a la comisión de investigación sobre el caso de las irregularidades en los expedientes de regulación de empleo (ERE) creada en el Parlamento, Valderas ha indicado que el objetivo de la misma es aportar claridad sobre lo sucedido y depurar responsabilidades políticas.