Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Valencia dedicará una calle a Miguel Ángel Blanco y a otras víctimas de ETA

El equipo de Ribó saca adelante en el pleno una alternativa a las mociones de PP y Cs que pedían solo una vía para el edil de Ermua
El Ayuntamiento de Valencia dedicará una calle al concejal del PP en Ermua asesinado hace 20 años por ETA, Miguel Ángel Blanco, y otras vías a otras víctimas de esta banda terrorista. Asimismo, trasladará a lugares "más destacados" de la ciudad las calles dedicadas a valencianos que fueron asesinados por el terrorismo etarra como Ernest Lluch, Manuel Broseta y Francisco Tomás y Valiente.
El consistorio ha adoptado esta decisión este jueves en el pleno ordinario del mes de julio, a partir de la moción alternativa que el equipo de gobierno que preside el alcalde Joan Ribó y que conforman Compromís, PSPV y València en Comú ha presentado a la que han planteado el PP y Ciudadanos (CS) para pedir que el consistorio, coincidiendo con el 20 aniversario de su asesinato, dedique una calle a Miguel Ángel Blanco.
PP y CS, cuyas iniciativas han quedado sin efecto, se han abstenido en la votación de la alternativa del gobierno local. El acuerdo adoptado destaca que el Ayuntamiento de Valencia propone "continuar rechazando todas las formas de terrorismo, trabajando por los derechos humanos y siguiendo con las medidas de reparación a todas las víctimas y familiares".
En esta línea, el consistorio ha decidido "prever en la ciudad, conforme se vaya disponiendo de vías públicas pendientes de asignar denominación, dar el nombre de Miguel Ángel Blanco" a una de ellas, así como destinar del mismo modo calles a Josefina Corresa, asesinada por ETA en el atentado cometido en unos grandes almacenes de València, o a víctimas de carácter político como Guillem Agulló o Miquel Grau. Además, la decisión plenaria prevé dar espacios "más destacados" a las calles con que cuentan Lluch, Broseta y Tomás y Valiente.
La concejala de Cultura, Glòria Tello, ha defendido la alternativa del equipo de gobierno y ha expresado su "preocupación" por "las víctimas de todos los terrorismos", al tiempo que ha justificado el rechazo a las mociones de PP y Cs, por considerar "irrespetuoso" resaltar únicamente a una víctima sobre otras. Ha comentado que entre los muertos de la banda terrorista ETA ha habido "políticos, miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y ciudadanos" y ha subrayado que "todos merecen un reconocimiento".
De este modo, la edil ha descartado la "distinción inhumana" a un solo asesinado, "diferenciar a unas víctimas de otras" y establecer "víctimas de primera o segunda categoría", por lo que ha avalado la iniciativa del gobierno municipal de recordar a más de una. Ha considerado una "inmoralidad" que se quiera "focalizar en una sola persona un reconocimiento que afecta a todos", ha agregado.
No obstante, Glòria Tello ha resaltado el "homenaje" del consistorio a Blanco y ha asegurado que con la propuesta alternativa del ejecutivo de Joan Ribó, el Ayuntamiento de València manifiesta que "respeta y ofrece su reconocimiento a Miguel Ángel Blanco" como pedían los dos grupos de la oposición. Ha señalado que este edil protagonizó "una historia dramática" que dio paso a una "importante movilización social", al "nacimiento del espíritu de Ermua contra el terrorismo" y, en consecuencia, a un "punto de inflexión" en esa lucha.
La moción de Cs planteaba que "con motivo del veinte aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco, se rotule una vía pública con su nombre, en memoria del punto de inflexión en la lucha contra la violencia terrorista de ETA y del símbolo de unión que supuso para todos".
Por su parte, la moción del PP pedía "que en la ciudad de Valencia, cap i casal de la Comunitat Valenciana, se dedique una calle a la memoria del concejal de Ermua, Miguel Ángel Blanco, dejando así constancia de un lamentable y trágico suceso que resultó crucial en la historia reciente de España".
Durante el debate de estas iniciativas, la representante de Cs Amparo Picó ha afirmado que Valencia es "una de las grandes ciudades de España en las que falta, inexplicablemente, un reconocimiento a Miguel Ángel Blanco". La concejala ha señalado que en otros puntos de la Comunitat Valenciana "hay ejemplos" desde "hace tiempo" de este homenaje, al igual que sucede en "más de 70 poblaciones" del resto de España.
"ALGO MÁS QUE UNA VÍCTIMA"
"Miguel Ángel Blanco fue algo más que una víctima, el suyo fue un asesinato que unió a todas las fuerzas políticas, estratos sociales e ideologías contra la violencia de ETA, con valores democracia, esencia de los derechos humanos y justicia", ha expuesto Picó, que se ha referido al edil como "alguien que solo quería mejorar la sociedad desde los mecanismos de la democracia" y ha condenado el "repulsivo e inhumano acto" que supuso su asesinato.
La concejala de Ciudadanos ha considerado que "honrar y reconocer" la figura de Blanco "supone honrar y reconocer a todas y cada una de las víctimas del terrorismo". "No es recordar una víctima sobre otra, es recordar un basta ya y hacer extensivo el reconocimiento a todas las víctimas", ha aseverado Amparo Picó.
Por su lado, el portavoz del PP, Eusebio Monzó, que ha criticado que Tello haya calificado de "inmoral" las iniciativas de la oposición, ha explicado que la moción de grupo buscaba, "sin hacer partidismo" que València deje "constancia del paso al frente que dio la sociedad española al enfrentarse de manera cívica y democrática a los terroristas".
"EJEMPLO DE MORAL PRESENTE"
"El espíritu de Ermua bien merece una calle en Valencia. La figura de este edil dignifica la acción política y es un símbolo para todos. Pretendemos que este ejemplo de moral permanezca presente y el espíritu de Ermua esté presente y sirva de ejemplo a las generaciones venideras", ha manifestado Monzó. El representante el PP ha añadido que su grupo "no tiene problema" en que se dediquen otras calles a otras víctimas.
En este debate ha intervenido también la primera teniente de alcalde y portavoz del PSPV, Sandra Gómez, para indicar, "fuera de cuestiones partidistas", que en la lucha contra el terrorismo y el reconocimiento de todas las víctimas no hay nombres que puedan tapar el dolor de todas las familias afectadas. En este sentido, ha defendido que piense en "todas, sin admitir ningún tipo de diferencia".